Últimas noticias Hemeroteca

Una mujer reclama el décimo extraviado del segundo premio de Navidad

Una mujer se lo encontró en la calle y lo entregó a la Policía Nacional

Responsables de una administración muestran el cartel del segundo premio del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad, el 51.244. /

El Ayuntamiento de Santander busca al propietario de un décimo extraviado del segundo premio del sorteo de Navidad, dotado con 125.000 euros, que una mujer se encontró en la calle y entregó a la Policía Nacional.

El décimo llegó a la Policía el 23 de diciembre, cuando Santander todavía estaba celebrando su suerte en el sorteo más esperado del año, que dejó 138 millones del segundo premio, el 51244, y un pellizco del Gordo.

Según cuenta en su edición impresa El Diario Montañés, una mujer ha acudido este martes al Ayuntamiento de la capital cántabra diciendo que ella fue quien perdió el décimo. En concreto, fue a las oficinas municipales para preguntar qué documentación debía aportar para certificar que ella es la legítima propietaria del billete que tiene un premio de 125.000 euros.

De momento parece que es la única persona que ha reclamado el décimo, que permanece a recaudo de una entidad bancaria por seguridad. Esta mujer ha hecho lo que le pidieron los funcionarios municipales. Ha rellenado una instancia en la que aporta toda la información que recuerda sobre el décimo: dónde lo compró, características de las imágenes de la parte trasera, dónde lo pudo perder…

Según el Código Civil, quien encuentre "una cosa mueble que no sea tesoro" debe restituirla a su propietario, y si este no es conocido, consignarlo en poder del alcalde, que habrá de publicar el hallazgo dos domingos consecutivos.

Si pasados dos años desde el último anuncio no se ha presentado el dueño, "la cosa encontrada o su valor" se adjudicarán a quien la encuentre, dice el artículo 615.

El décimo ha sido depositado en una entidad bancaria mientras se instruye el expediente, y una vez abierto por el Ayuntamiento, se ha suspendido el plazo de pago del premio, que caduca a los tres meses, hasta que se dicte una resolución.

El Código Civil recoge también que si el dueño aparece, deberá entregar una décima parte de las suma o del precio "de la cosa encontrada" a quien hubiera hecho el hallazgo, "si su valor excediese de 2.000 pesetas", es decir, los doce euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?