¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Contenido patrocinado

"La migraña no se cura, se controla"

Algunos alimentos y medicamentos, el estrés o la falta de sueño pueden desencadenar un episodio de migraña o agravar los síntomas

La migraña, conocida también como jaqueca, es una enfermedad crónica que causa episodios muy intensos de dolor que pueden ir acompañados de intolerancia al ruido y a la luz, y síntomas digestivos, como náuseas o vómitos, síntomas todos ellos que pueden dificultar las tareas del día a día a quien las padece.

Los tratamientos son individualizados / Pexels

En palabras del doctor Juan Carlos García-Moncó, especialista en Neurología de IMQ, "es una enfermedad muy incapacitante, un aspecto que no se suele considerar. Los pacientes y, sobre todo, las pacientes con migraña, son unas sufridoras y, en ocasiones, esta enfermedad va a ser una causa sin duda de absentismo laboral".

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), un 12% de la población europea padece migraña, cerca de 260.000 personas en Euskadi. El neurólogo de IMQ y expresidente de SEN, Alfredo Rodríguez-Antigüedad, apunta que "todavía no se conocen bien ni las causas ni los mecanismos que provocan la cefalea y los otros síntomas que la acompañan. En muchas ocasiones, se encuentran antecedentes familiares que apuntan sin duda a una predisposición heredada, pero hasta la fecha no se ha identificado con detalle la alteración genética". Sostiene que "la identificación de las causas de la migraña y, a partir de ahí, la búsqueda de nuevas dianas terapéuticas marcan las líneas de investigación actual".

Síntomas de la migraña

Las cefaleas están entre las diez causas más frecuentes de consulta al médico de cabecera. 9 de cada diez personas han sufrido en alguna ocasión dolor de cabeza. Ahora bien, detrás de una cefalea puede haber causas diversas, desde trastornos vasculares o cervicales hasta traumatismos craneales. También puede estar provocada por consumo de sustancias, fármacos de uso cotidiano o cafeína. Además, la fiebre o los procesos infecciosos pueden estar detrás de un dolor de cabeza. Hay personas con mayor riesgo de padecer complicaciones, como las que tienen antecedentes de cáncer, han recibido un trasplante, sufren VIH o mujeres embarazadas.

La falta de sueño puede estar detrás de algunos episodios de jaqueca / Pexels

Sin embargo, tal y como explica el doctor García-Moncó, "la migraña es mucho más que un simple dolor de cabeza y no se cura, se controla". Es más frecuente en las mujeres adultas que en los hombres, en una proporción de casi tres mujeres por cada hombre. "Los cambios hormonales guardan relación directa con esta enfermedad; su frecuencia es mayor en ciertos momentos del ciclo menstrual y disminuye tras la menopausia", explica el doctor Rodríguez-Antigüedad. En cuanto a los niños, hasta la pubertad "no se encuentran estas diferencias".

Cómo se detecta

Un primer paso para su detección es la entrevista médica. Si fuera necesario, se realizarían pruebas complementarias con una exploración neurológica, un escáner, un TAC cerebral o una resonancia magnética. También se podrían acompañar éstas de pruebas analíticas o estudios del sueño. El dolor de cabeza de inicio reciente o el de gran intensidad en muy poco tiempo puede indicar que existe una enfermedad subyacente, por ejemplo, los sangrados cerebrales.

Dr. Juan Carlos García-Moncó

"La migraña es una enfermedad muy incapacitante y, en ocasiones, puede ser causa de absentismo laboral"

En ocasiones, tras el descanso y unas horas de sueño, la cefalea suele desaparecer. Hay algunos pacientes que padecen síntomas premonitorios inespecíficos horas antes de que comience la cefalea. Es la denominada 'migraña con aura', que viene precedida de síntomas visuales, como defectos o distorsión de la visión o fotopsias, o trastornos de la sensibilidad en cara y mano.

Tratamientos

Muchos pacientes apuntan a determinados alimentos -chocolate o ciertos quesos-, a la falta de sueño, algunos medicamentos, al alcohol, ciertos olores o al estrés como causantes desencadenantes o agravantes de los síntomas. Por eso, los especialistas inciden en la importancia de que cada paciente identifique esos factores, ya que varían de unas personas a otras. Según el doctor Rodríguez-Antigüedad, "cada episodio de migraña supone una experiencia tan desagradable para quien la padece que suele dar lugar a una atención médica".

La migraña puede dificultar la actividad diaria de quien la padece / Pexels

El diagnóstico de la migraña suele ser básicamente clínico, es decir, "según los síntomas que refiere el paciente". Primero habrá que descartar la presencia de otras enfermedades si el paciente padece síntomas atípicos, cambios en su dolor de cabeza o la exploración neurológica es anormal".

Los medicamentos indicados para las migrañas están dirigidos a aliviar el dolor y los síntomas digestivos, y son individualizados. Se pueden recetar antiinflamatorios u otros calmantes pero, cuando resultan insuficientes, hay que recurrir a la medicación preventiva. Si las jaquecas se repiten con frecuencia, se prescriben medicamentos para reducir los síntomas. Se trata de tratamientos preventivos crónicos y con diferentes mecanismos de acción: antidepresivos, betabloqueantes, antiepilépticos, inyección de toxina botulínica, etc.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?