El Consell, a la espera del Parlament para sancionar la privatización de caminos públicos

La Institución Insular ha logrado la reapertura del Camí de Ca Na Borrasa en Pollença con la nueva Ley insular de Caminos

El Consell de Mallorca no podrá sancionar a los propietarios de fincas que tienen caminos públicos privatizados hasta que la Ley insular de Caminos esté aprobada por el Parlament. La normativa contempla sanciones de hasta 20.000 euros y dota de legitimidad a la institución insular para abrir un camino usurpado. La norma fue aprobada por el Consell el pasado noviembre y en los próximos meses tendrá luz verde en el Parlament.

La consellera insular de Medio Ambiente, Sandra Espeja, explica que ya se han llevado a cabo algunas aperturas, como la del tramo del Camino de Ca Na Borrasa de Pollença que llevaba doce años cerrado. Gracias a ello se ha completado parte de la ruta de la Pedra En Sec. También se ha trabajado en el camino de Selva a Caimari y en el Camino de Rafal de Sa Coma de Planícia.

Espeja afirma que no tienen cuantificados los caminos públicos que continúan privatizados ya que todavía no existe inventario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?