Los capataces, preocupados por la pérdida de relevos en la Carrera Oficial

Este martes mantuvieron un encuentro para unificar criterios y, llegado el caso, transmitir su malestar al Consejo de Cofradías

Muchos de los capataces de nuestra Semana Santa se reunieron el pasado mes de diciembre en el Ayuntamiento de la ciudad con motivo de la presentación de la enciclopedia 'Hermanos y Costaleros de Sevilla' /

Las reacciones a la noticia de que la Carrera Oficial de la Semana Santa de Sevilla perderá en este 2018 por motivos de seguridad algunos de sus puntos habituales para el relevo de costaleros no se han hecho esperar y un nutrido grupo de capataces se han reunido este martes, 6 de febrero, en la casa de hermandad de Madre de Dios de Rosario (Patrona de Capataces y Costaleros), en el número 80 de la calle Pureza, para unificar criterios al respecto y, llegado el caso, transmitir su malestar al Consejo de Cofradías.

Hay que recordar que, a instancias del Cecop, la medida haría que desaparecieran los relevos de costaleros que se venían realizando habitualmente en el recorrido común. Partiendo de la premisa de que las vías de evacuación no se pueden obstaculizar en ningún momento, ya es seguro que desaparece el relevo denominado del Cronómetro, en la esquina de la calle Sierpes con la calle Pedro Caravaca, y puede correr igual suerte el que se venía realizando en el Banco de España, en la confluencia de la Plaza de San Francisco con la Avenida de la Constitución.

El debate está sobre la mesa y, aunque las hermandades, escuchando la opinión de sus capataces y cuadrillas de hermanos costaleros, estarían por mantener al menos el referido relevo del Banco de España, lo más probable es que éste se traslade a la antigua Punta del Diamante, en el cruce de Alemanes con García de Vinuesa, o incluso más adelante, a la misma Puerta de San Miguel de entrada a la Catedral.

De prosperar esta medida y tomando como ejemplo a alguna de las cofradías que llegan a la Carrera Oficial por las calles Trajano o Javier Lasso de la Vega, los costaleros que se metieran bajo las trabajaderas en el relevo de los Antiguos Sindicatos harían, al menos, la entrada en Campana, toda la calle Sierpes y toda la Plaza de San Francisco, pudiendo ampliarse el esfuerzo a buena parte de la Avenida de la Constitución. Como dato a tener en cuenta, cabe resaltar que el horario oficial de las cruces de guía de todas las hermandades desde la venia en Campana hasta la Puerta de San Miguel es de una hora y diez minutos.

Ante esta situación, buena parte de los capataces de la Semana Santa de Sevilla -los Ariza, los Villanueva, Antonio Santiago, Rafael Palacios, Manolo Vizcaya, Paco Reguera padre e hijo, etc.- mantedrán en los próximos días el ya referido encuentro. De momento, algunos de ellos ya han manifestado que, por la estrechez de la calle Sierpes en su cruce con Pedro Caravaca, sí les parece del todo lógico que desaparezca el relevo del Cronómetro, aunque añaden a continuación que en ese tramo de la calle Sierpes hay espacios más amplios como es la confluencia con la calle Rioja para poder refrescar a los hombres del costal. Por contra y en el sentido de la amplitud de la zona, no entienden que se quiera quitar el relevo del Banco de España estando tan cerca como "vía de escape" la Plaza Nueva.

Algunos de los capataces verían en la medida propuesta por el Cecop un intento de acelerar el discurrir de los pasos por la Carrera Oficial, aunque enseguida apuntan que podría ser algo contraproducente: "Si la gente de abajo va fresca, la calle Sierpes se puede hacer en cuatro chicotás, pero de esta forma igual hay que hacerla en ocho porque nosotros somos los que tenemos que mirar por los que van debajo", afirman.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?