Manifestación por el cierre de la incineradora de Valdemingómez

Asociaciones vecinales, colectivos en defensa de la salud y ecologistas han vuelto a pedir el cierre de la incineradora de Valdemingomez

Un hombre durante la manifestación con una mascarilla en la cara. /

Centenares de personas, hasta tres mil según los organizadores, se han manifestado hoy en las calles del distrito madrileño de Villa de Vallecas pidiendo el cierre de la incineradora de Valdemingómez, cuya concesión municipal a Urbaser expira en 2020 y exigen no renovar.

Una treintena de colectivos agrupados en la ' + Char(39) + 'Alianza Incineradora de Valdemingómez no' + Char(39) + ', de la que forma parte la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), AMPAS y ecologistas se han dado cita en la estación de Metro de Congosto para marchar hasta la Junta de Distrito de Villa de Vallecas, donde han leído un manifiesto.

Ataviados con mascarillas, los manifestantes, alrededor de tres mil según indican a Efe los organizadores de la marcha, han exigido al Gobierno de Manuela Carmena el cierre de una instalación que aseguran que "envenena y mata" contaminando el aire que respiran más de 700.000 vecinos.

Una exigencia que no solo han hecho los ciudadanos de la capital, ya que también han acudido vecinos de otras localidades afectadas como Getafe, Coslada, Rivas Vaciamadrid o San Fernando de Henares, como destaca la ' + Char(39) + 'Alianza Incineradora No' + Char(39) + '.

La petición de cierre, que ha recabado más de 4.400 apoyos en la web municipal Decide Madrid, va acompañada de una apuesta por una estrategia de residuos cero que sea más sostenible que la "deficiente gestión actual", dé alternativas a la incineración y recicle el 50 % de lo que tiramos a la basura.

Renovar el contrato, aseguran, implicaría otros 25 años de quema de residuos lo que produce "compuestos orgánicos tóxicos, bioacumulativos y no naturales" con "graves consecuencias para la salud" como el incremento del riesgo de padecer cáncer y enfermedades graves.

"Antes de quemar basuras en incineradoras o cementeras o su acumulación en macrovertederos es indispensable incidir en la reducción de residuos, alargar la vida útil de los productos favoreciendo su reparación y reutilización y haciendo una impecable recogida selectiva", ha defendido el manifiesto leído por los manifestantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?