Las causas y soluciones a las disfunciones sexuales femeninas

La falta de deseo o excitación, la dispareunia o la incapacidad para conseguir un orgasmo tienen remedio

Minaya Benavente /

La psicóloga y terapeuta sexual Minaya Benavente nos ha hablado esta semana sobre las disfunciones sexuales femeninas, entre las que se incluyen la falta de deseo (incapacidad para fantasar o distinguir estímulos que exciten), la falta de excitación (falta de mantenimiento de la excitación, falta de concentración o no detectar cosas que nos desagradan y hacen que se pierda esa excitación), la incapacidad para conseguir orgasmos o la dispareunia (dolor genital durante las relaciones sexuales).

Benavente explica que en el resto de relaciones, siempre programamos y somos capaces de pedir o decir aquello que nos gusta o que no. Sin embargo, en las relaciones sexuales nos cuesta saber qué nos gusta, qué nos hace sentir bien, porque sigue habiendo muchos tabúes y miedo a investigar.

Muchas veces, si aparece dolor, es lógico que no queramos seguir teniendo relaciones, pero sin embargo a veces insistimos y el dolor vuelve, lo que provoca disminución del deseo sexual.

Hay que tener en cuenta que la vagina es un músculo que puede dilatarse y contraerse cuando hay miedo. Es fundamental la comunicación y demandar lo que nos gusta, pero para eso, primero hay que conocer el propio cuerpo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?