Cifuentes y Gabilondo coinciden en la necesidad de un código ético "nacional"

El PSOE-M ha sido el único grupo de la oposición que se ha reunido con la Presidenta madrileña para abordar el 'Pacto por la Regeneración Democrática'

Cristina Cifuentes solo ha conseguido que uno de los tres grupos de la oposición, el PSOE-M, haya respondido a su llamada para alcanzar un pacto por la regeneración democrática. La cita ha sido este miércoles en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno madrileño. Había muchas sillas vacías, pero no ha sido una reunión solitaria, han participado la Presidenta madrileña, Cristina Cifuentes; el portavoz socialista, Ángel Gabilondo; el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco; el consejero de Presidencia, Ángel Garrido y el portavoz popular en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio.

En esa reunión no se ha negociado nada, solo ha sido un foro de debate a dos bandas para hablar y compartir vías para conseguir la ansiada regeneración democrática. La presidenta madrileña ha entregado, en mano, un documento marco al Partido Socialista con sus líneas básicas, “lo vamos a leer y a estudiar con detenimiento, y valorar si esto abre un camino para seguir trabajando”, ha apuntado el socialista Ángel Gabilondo, al término de la reunión.

El Gobierno madrileño va a remitir también al resto de grupos de la oposición ese documento, “que servirá como punto de partida para negociar más adelante en la Asamblea de Madrid las vías para alcanzar esa regeneración”, ha asegurado Cristina Cifuentes.

Para la Jefa del Ejecutivo madrileño, este pacto no nace muerto, no cree que el plantón de Podemos y Ciudadanos desacredite ni mucho menos esta iniciativa: “Somos inasequibles al desaliento, y el hecho de que los partidos minoritarios no hayan venido a esta reunión, no va a ser un obstáculo para que sigamos intentándolo. Un pacto por la regeneración democrática no es posible si no se implica a todos”.

Sobre los dos grupos ausentes, Podemos y Ciudadanos, "la pelota está ahora en su tejado pero la puerta siempre estará abierta", ha insistido, y ha garantizado que ella seguirá intentando el pacto porque "hacer un ejercicio de diálogo nunca es perder el tiempo".

La Presidenta Cifuentes ha puesto sobre la mesa este pacto global pasado el ecuador de la legislatura y dos años después haber presentados su propia Ley sobre Regeneración Democrática, Ángel Gabilondo le ha reprochado delante de todos que “debería haber sido al revés, primero el pacto, y después las leyes”. La propia Cristina Cifuentes ha reconocido que “las cosas de podrían haber hecho de otra manera”, pero ha justificado sus tiempos.

El PSOE ha acudido a esta cita “por respeto institucional ante una llamada a la que hay que no podíamos decir que no”, según Ángel Gabilondo. Pero el portavoz socialista, ha querido delimitar muy bien la foto que sale de este encuentro: “Espero que no se hayan quedado con la idea de que hemos hecho un acuerdo, entre el PP y el PSOE, a raíz de esta entrevista de hoy. Lo que hemos acordado es que vamos a trabajar que sea posible mejorar la Comunidad de Madrid”

Ángel Gabilondo también ha apuntalado la euforia que pueda surgir desde la Puerta del Sol, “no se pueden generar falsas expectativas, si no están todos los grupos, no habrá pacto”.

Durante la reunión celebrada en la Puerta del Sol, no se ha hablado de detalles concretos, salvo uno, Cristina Cifuentes y Ángel Gabilondo coinciden en la necesidad de acordar un código ético para casos de corrupción, los dos, creen que ese proyecto debería sobrepasar las fronteras madrileñas y ampliarse al resto de España. “Sería bueno establecer, no solo aquí, sino en toda la políticas española, un acuerdo a partir de qué ámbitos de corrupción las situaciones son insoportables, lo que queremos es que quede claro es a partir de qué momento, ante un caso de corrupción, merece apartar a alguien de los espacios públicos”, ha dicho Gabilondo. A esa visión también se ha sumado la Presidenta Cifuentes: “Entre todos habría que llegar a un acuerdo para que las reglas fuesen igual para todos”.

Para el portavoz del PSOE-M en la Asamblea de Madrid, "los problemas de corrupción política en nuestra Comunidad tienen mucho que ver con leyes que ordenan diversos y encontrados intereses, como es el caso de la Ley del Suelo, actualmente en tramitación". Su apuesta va más allá de retocar una sola Ley, hace falta algo más porque es un tema transversal, afecta por ejemplo, "a la Ley de Transparencia -que contiene medidas para la transparencia de la contratación pública-, Ley de Publicidad y Comunicación Institucional, o la Ley de Buen Gobierno del Sermas, recientemente aprobada".

"Tenemos diferencias manifiestas", ha indicado y ha puesto como ejemplo la existencia de la comisión de investigación de corrupción en el Parlamento regional, que recientemente ha abandonado el PP.

¿Qué dice el documento marco sobre regeneración democrática?

EFE

El documento base que ha ofrecido Cristina Cifuentes al PSOE -y que hará también llegar a Podemos y Cs- para alcanzar un Pacto de Regeneración Democrática plantea un listado de compromisos que deberá aceptar todo diputado o cargo de todos los partidos, y crear un Comité de Ética y Transparencia que vele por su cumplimiento.

El texto, de 7 páginas, argumenta la necesidad de alcanzar un acuerdo por la regeneración toda vez que "la pertenencia a un partido supone un compromiso ético con los ciudadanos" y que el fortalecimiento de los partidos y su credibilidad "depende sustancialmente de la confianza que sean capaces de generar a la ciudadanía, confianza que se genera con buenas prácticas, ejemplaridad y honradez".

"La finalidad de este Pacto que se pretende suscribir es la de regular el comportamiento público de los miembros de todos y cada uno de los partidos políticos que se adhieran al mismo y para que el desempeño de las funciones de sus cargos se desarrolle conforme a unos principios comunes", explica en exposición de motivos.

Como primera medida, el texto establece la creación de un Comité de Ética y Transparencia "en que se vieran representados todos los partidos" y que tendría como funciones principales garantizar el cumplimiento de los principios generales del Pacto.

Al Pacto, sigue diciendo el documento, deberán sumarse todos los cargos institucionales y orgánicos de todos los partidos políticos, "firmando personalmente una declaración de adhesión al mismo".

Quienes se adhieran deberán "mantener una conducta íntegra"; actuar "con transparencia, objetividad e imparcialidad en el ejercicio de sus funciones, distinguiendo claramente las actividades públicas de las privadas y las de su partido" y cumplir sus obligaciones "de acuerdo con los principios de eficacia, economía y eficiencia".

Además, deberán velar por el interés público y el servicio a los ciudadanos y desempeñar sus cargos "con lealtad a la ciudadanía, velando por el buen uso de los bienes públicos y por una gestión de los recursos públicos basados en los principios de equidad, eficiencia y eficacia", y evitarán intervenir en asuntos que puedan generar conflictos entre los intereses propios del cargo y sus intereses personales o los de sus familiares o allegados.

"No aceptarán regalos, ni favores o servicios prestados por razón del cargo que superen los usos habituales, sociales o de cortesía", "no se prevaldrán de su posición para obtener ventajas personales o patrimoniales"; "se abstendrán de influir en la tramitación o resolución de contratación pública o subvenciones que implique el uso de recursos públicos" y "evitarán cualquier conducta que pueda dañar la imagen de la institución a la que pertenecen" son otras de los compromisos que fija.

Respecto a las incompatibilidades, plantea no poder compaginar los cargos de alcalde o concejal con los de diputado, y que éstos tengan dedicación exclusiva, aunque podrán ejercer actividades privadas si no suponen menoscabo a su labor como diputados.

El listado propone la renuncia de los cargos en caso de ser investigado formalmente por delitos de corrupción "o por delitos que por su gravedad causen una especial alarma social".

También por ser condenado -aunque la sentencia no haya alcanzado firmeza- por delitos dolosos perseguibles de oficio a propuesta del Comité de Ética; o cooperar necesariamente con una organización o entramado societario "con la finalidad de carácter criminal de cometer fraude fiscal, blanqueo de capitales, delitos económicos o delitos de corrupción", entre otros

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?