Carracedelo acometerá limpiezas de caminos y fincas para luchar contra los conejos

El alcalde, Raúl Valcarce asegura que el Ayuntamiento exigirá a todos los propietarios el desbroce de las parcelas para eliminar puntos de cobijo de los conejo

El alcalde de Carracedelo, Raúl Valcarce junto al concejal de Acción Rural, Daniel Franco /

El Ayuntamiento de Carracedelo pondrá en marcha un plan de desbroce de fincas y caminos para luchar contra la plaga de conejos que arrasa los frutales de pepita del municipio. El alcalde, Raúl Valcarce asegura que el consistorio será 'duro y drástico' a la hora de proceder a la limpieza de aquellas fincas abandonadas que acumulan monte bajo y matorral y suponen, por tanto, un cobijo perfecto para los conejos que anualmente pueden tener hasta 5 camadas con media docena de crías.

En 2017, el consitorio logró que 75 propietarios limpiasen las parcelas voluntariamente y a otros 25 se les abrió expediente de oficio. Este año la meta es lograr la puesta a punto de 300 fincas y, de hecho, el regidor pretende comenzar la notificación en el mes de marzo. Lo que está claro, dice el regidor, es que el abandono por parte de algunos propietarios 'no puede perjudicar' a quienes tienen las parcelas en producción.

El regidor ya ha avanzado que se reunirá con la jueza decana de Ponferrada para lograr que las autorizaciones judiciales para entrar en fincas particulares sean lo más ágiles posibles.

Paralelamente, el consistorio comenzará también en marzo los trabajos para el desbroce de caminos y cunetas en los 120 kilómetros de viales con los que cuenta el municipio. Para ello se procederá a la contratación de dos personas en un periodo de 6 a 8 meses para eliminar zarzales y matorral donde se cobijan los conejos. Dos medidas principales que se unirán también a la petición que formulará a los responsables de catastro para evitar la penalización que sufren los propietarios de la fincas en producción.

El valor catastral es más elevado y pagan más impuestos mientras que los que abandonan el cuidado de las parcelas tienen un valor mínimo, un hecho que, sin embargo, no impide que los precios de mercado estén al mismo nivel que las que se encuentran en producción. Valcarce confía en que los productores tengan 'una reducción' en ese valor catastral.

Son las únicas posibilidades a su alcance para controlar la plaga de conejos, reconoce Valcarce, cuyos efectos serán ya visibles en la próxima campaña dado que muchos árboles y cepas no resistirán los daños causados por este roedor.

El regidor también pretende que la Junta amplíe el periodo de caza del conejo más allá de 25 de febrero y que, además, se aumente el número de piezas, actualmente, en 200 ejemplares en cotos de 1.500 hectáreas. Carracedelo tan sólo tiene un coto de caza mayor privado de 400 hectáreas que ya ha solicitado batidas de jabalíes, las piezas que pueden provocar, a día de hoy, más destrozos. Los conejos que están acabando con las fincas proceden de los cotos del entorno del municipio de Carracedelo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?