¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Carlos Martín: 'donde dije digo, digo...'

La reflexión que el presidente del Salmantino realizó el pasado mes de octubre cobra importancia de nuevo

Carlos Martín echó del cargo de entrenador del Salmantino UDS a María Hernández en el mismo momento en el que el técnico salmantino se trajo de Zamora su primera derrota de la temporada.

Ahora, a punto de cumplirse una vuelta completa de la competición de Tercera División, la situación del equipo es bien distinta: navega en la cuarta posición de la liga, tras caer este miércoles contra el Almazán, con 44 puntos. Son tres más que el quinto, el Atlético Tordesillas, y cuatro más que el sexto, el Palencia Cristo Atlético.

Tras caer 2-1 en el Ruta de la Plata, Carlos Martín se enfrentó a las acusaciones de María y a las críticas -con pitada incluida- de los aficionados. La tormenta cesó con los primeros resultados de Calderé, se erradicó tras el 1-0 contra Unionistas de Salamanca, y ha vuelto en estos primeros meses del año.

Aunque parte de la afición apunta directamente contra el entrenador, fue el presidente el que aseguró que se echó a María Hernández para mejorar en 'diferentes' parcelas del club, sin concretar en cuáles nunca. En aquella ocasión, el presidente se escudó en un comunicado emitido minutos antes de la celebración del choque en el Helmántico ante el Burgos Promesas 2000 en el que aseguró que tendría muy presentes los deseos de los aficionados.

Aunque Martín ya demostró falta de diálogo cuando Ángel Lozano y Ángel Martín se opusieron al despido de María, el presidente del club mandó un mensaje a las peñas del Salmantino y a la afición en general: '0s prometo que no cesaré en el empeño de conseguir los objetivos, escucharé con el máximo de los respetos a la afición en su juicio, que siempre es el más importante para mí'.

Tras los últimos marcadores, sobre todo con los cuatro últimos partidos fuera de casa disputados por el equipo, la afición apunta a Ramón Calderé. Y también pone el foco en un presidente desaparecido de la escena mediática en las últimas semanas que prometió en verano a sus aficionados que el Salmantino UDS ascendería a Segunda División B.

En las últimas horas tuvo que ser el propio Calderé el que enmendara las desacertadas palabras del mandatario, al asegurar que el objetivo 'es el mismo siendo cuarto que primero'. Las redes sociales y las peñas del club exigen respuestas a sus demandas, que son, básicamente, saber por qué se les prometió en su momento por parte del presidente algo que no se está cumpliendo.

Pese a todo, el equipo está en playoff y tendrán que ser, una vez más, los futbolistas los que puedan sacar al Salmantino UDS de los apuros en los que está metido el club tras las decisiones de un presidente que aseguró que escucharía a su afición.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?