El Consejo de Ministros aprueba 350.000 euros para los daños del incendio en Silván

Se trata de uno de los focos más graves localizados en la segunda semana de octubre en el municipio de Benuza

El Consejo de Ministros ha aprobado 350.000 euros para restaurar las zonas afectadas por el incendio que se produjo el pasado mes de octubre en los municipios de Benuza y Castrillo de Cabrera y que arrasó 1.941 hectáreas de terreno de las que 723 corresponden a superficie forestal de gran valor ecológico.

Se trata de una actuación calificada 'de emergencia' por el Gobierno que se encuentra dentro de la demarcación higrográfica Miño-Sil y que corresponde a una superficie catalogada en un 85% como de utilidad pública.

El fuego llegó a poner en jaque también a la localidad de Silván (Benuza) donde las llamas arrasaron dos casas abandonadas al principio de un pueblo que cuenta con unos 90 habitantes. Fueron dos días de tensión e incertidumbre no sólo por la virulencia de las llamas sino porque la proliferación de focos en ese puente de octubre limitó la actuación de los efectivos de emergencia disponibles.

De hecho, en Silván, se agotaron los dos depósitos de agua del pueblo y fue necesario recurrir a la población vecina de la Lomba para conseguir más carga los camiones motobomba en una época de restricciones debido a la fuerte sequía.

Los trabajos de restauración incluyen actuaciones para el control de plagas así como para la vigilancia de aguas y adecuación de cauces; reposición de infraestructuras; tratamientos silvícolas y de residuos forestales, repoblación y también señalización.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?