EL BLOG DE CONSUELO BAUTISTA

El saneamiento de la ría ... veinte años de espera

Estamos en la recta final para lograr el saneamiento de la Ría de O Burgo. Con la declaración de impacto ambiental y las alegaciones listas sólo queda que Xunta y Ministerio se pongan de acuerdo en quien paga qué y se vaya a la licitación. Ya antes nos hemos encontrado con este escenario y el dilema sobre qué administración pagaba los estudios, o ejecutaba una parte de las obras. El PP gobernaba la Xunta y el PSOE el Estado en buena parte de estos envites que han supuesto más retrasos para una obra fundamental en el área coruñesa. Mientras tanto la dejación ha sido tal que la Ría soporta lodos de hasta dos metros de profundidad en alguno de sus puntos y el marisco que se planta se asfixia cuando en otro tiempo dio trabajo a cientos y cientos de familias y era una fábrica natural. Han sido numerosas las acciones de la oposición política para ir a un saneamiento integral, esta semana aún en el Parlamento de Galicia y en el Congreso de los Diputados. En la actualidad no hay obstáculo político, las dos administraciones que deben negociar son del PP. Se trata de que se sienten, lleguen a un acuerdo, pedimos lógicamente que perjudique lo menos posible a Galicia y A Coruña, y licite unas obras que aún así, según los cálculos socialistas no arrancarán hasta 2019 o 2020. Veinte años después de que la Unión europea publicara la lista de ciudades que se comprometieron a sanear sus aguas, recibieron el dinero para hacerlo y tuvieron regidores que no cumplieron. Una lista publicada, decía Europa, para vergüenza de sus gobernantes.

Hay que hablar también de los beneficios del dragado para el paisaje, la recuperación del valor ecológico, la calidad de vida, el uso ciudadano del entorno o los deportes náuticos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?