¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL ANÁLISIS PREVIO

"La fuga existe y está claramente localizada"

Necesidad, voluntad y presión son algunos de los términos empleados por De la Barrera en la previa del viaje a Huesca. El técnico tiene localizada la fuga y apela al esfuerzo individual para dar la sorpresa en El Alcoraz.

De la Barrera observa durante un entrenamiento de su equipo /

El entrenador de la Cultural realizó el semanal repaso de la actualidad enfocado al choque del domingo en el terreno de juego del líder, la SD Huesca, confirmando la ausencia de Albizua y el más que probable debut de Ibán Salvador. Rubén de la Barrera comenzó analizando el estado del equipo tras caer a la zona de descenso.

El tiempo apremia:

"Es un partido fundamental. Lo serán todos independientemente de clasificaciones y tenemos que hacer valer la necesidad, la voluntad y la motivación que el partido conlleva. Será complicado, pero tenemos que ir con la única intención de ganarlo porque el tiempo apremia y hay necesidad. Empiezan a surgir ansiedades y presiones por lo que todos deben rendir al máximo. Hay que aprovechar la situación para dar un paso al frente".

La sangría de goles en contra:

"Un equipo que lleva ocho derrotas y treinta y tres goles a favor nunca debería ocupar ese puesto, por lo que la avería está en algún lado. Los goles encajados obedecen a muchas cosas, entre ellas, a comportamientos colectivos e individuales. Incidimos permanentemente en esas conductas y es donde realmente lograremos el objetivo. Sigo convencido de que hacemos muchas bien y que en esta categoría tal vez se vean poco. La fuga existe y está claramente localizada en el número de goles en contra y en la sensación de vulnerabilidad que tenemos que desterrar".

El remedio:

"Colectivamente y a nivel conceptual manifestar aquellos medios que nos permitan competir e individualmente darle importancia a cada balón. Pasa por que todo el mundo ayude al equipo permanentemente, tanto si estás cerca o no del balón. Al igual que tenemos una voluntad permanente para atacar debe existir también en el otro momento. Obliga a que cada uno no falle a nivel individual y ocurre cuando se siente defensor. El rival no me elimina y cuando lo hace, me vuelve a tener por delante. Ya se hizo y no hubo nada que lamentar".

¿Relación directa con el estilo de juego?:

"No tiene nada que ver, pero es normal que se comente. En el primer gol en Valladolid hay un momento previo con pelota, pero es una mala decisión porque la perdemos nosotros solos. No obedece a la propuesta, pero desde el colectivo tenemos que paliar errores en esa toma de decisiones. De verdad que la propuesta no tiene que ver con los goles".

Rendimiento de los últimos fichajes:

"No es pronto, es muy tarde y hay que ofrecer rendimiento inmediato. La gente se tiene que adaptar mientras compite y el equipo suma puntos. Nos hubiese gustado otra situación, pero esto es lo que hay y los nuevos se tienen que adaptar en un contexto de máxima exigencia".

El presente y el futuro en la liga:

"Tenemos todas las opciones del mundo, pero hay que refrendarlo en el campo y hacer las cosas bien. Un equipo finalmente gana o no en relación a aquello que propone y a aquello en lo que acierta o se equivoca y, en este sentido, nuestros errores no nos pueden penalizar".

El SD Huesca:

"Recoge a los rivales que previamente se enfrentan a nosotros por lo que nos conocen al dedillo y para nosotros son una referencia en determinados momentos; adoptamos patrones similares con salvedades. Me espero un equipo capaz con la pelota y con espacios, pero me quedo con que es un equipo. Están como están por lo que son, una familia, van todos a una y tienen claro que el objetivo común prevalece sobre lo demás. A la gente en León más que preocuparle la clasificación le preocupa que los próximos partidos son contra Huesca y Rayo Vallecano. No es cuestión de qué equipos son de nuestra liga. El Huesca lo es. Hay que intentar ganar y si no puedes, intentar traerte un punto. No existen derrotas dignas".

Alex Gallar:

"Me alegro por él porque tiene lo que debe tener todo futbolista: hambre. Gallar quiere comerse el mundo. Me alegro de que le vaya bien, está en un buen sitio y ha ido ganando em importancia. Ojalá en no mucho tiempo pueda estar jugando en otra categoría, pero ahora solo me preocupa ganar allí y ganarles el partido".

La respuesta del entorno:

"La gente reacciona en base a lo que va aconteciendo. Una estructura que ha tardado tantos años en recuperar la vitola de profesionalismo cuando siente el miedo a perderla conlleva un acojone importante. Sabíamos que iba a suceder; no se ha engañado a nadie. La primera temporada de un equipo que asciende es la más complicada. Si alguien intuía que sería un camino de rosas, creo que de esto conoce más bien nada. Dicho lo cual, la voluntad nuestra es única: permanecer. Yo también pretendo clasificación, pero ahora lo que nos toca es salir de esa posición".

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?