Chaves y Griñán no serán juzgados por asociación ilícita

El Tribunal determina que las ayudas individuales no son objeto de enjuiciamiento en este juicio

El PP no se sale con la suya. El delito de asociación ilícita se aparta del juicio político de los ERE. Así lo ha decidido el Tribunal en el auto en el que resuelve las cuestiones previas planteadas por las partes. Ni los expresidentes Chaves y Griñán ni los otros 20 exaltos cargos acusados serán juzgados por ello porque se declara la nulidad parcial del auto de apertura de juicio oral. Los populares, que ejercen la acusación, pedían dos años de cárcel para cada uno.

El auto de apertura de juicio oral, afirman los tres magistrados, "no podía aperturar el juicio" por asociación ilícita porque no se contemplaba así en el auto de procesamiento; por lo que los acusados "se vieron sorprendidos por una acusación no permitida por los hechos recogidos en el auto de continuación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado".

El auto establece que las ayudas individuales no son objeto de enjuiciamiento en la presente causa. Además, rechaza volver a definir el objeto del proceso, como quería la Fiscalía.

El Tribunal no valora que la Sala de apelación de los ERE haya dicho que los acusados en este juicio político solo pueden ser juzgados una vez, que no pueden ser juzgados por cada una de esas ayudas que pagaron con cargo a la partida 31L. Sobre eso no se pronuncia.

Los acusados empezarán a declarar el lunes. "El sistema actual, mediante el derecho a la última palabra, ya garantiza que el acusado pueda defenderse, antes de finalizar el juicio, de aquello que se haya practicado como prueba tras su declaración inicial". Es la respuesta de los jueces a la petición de algunas defensas de que los acusados fueran interrogados al final del juicio.

El primero que será interrogado, el lunes es el exdirector general de Trabajo, Javier Guerrero. Le seguirán los exconsejeros de Empleo Antonio Fernández y José Antonio Viera. El último en hacerlo será el expresidente, Manuel Chaves.

Los jueces rechazan anular la instrucción desde que la asumió el juez Álvaro Martín por vulneración del derecho al juez natural al no ser el titular del juzgado de instrucción 6, sino el juez de refuerzo. "No se ha designado ningún juez ad hoc" para esta causa sino que el trabajo se repartió "atendiendo a las evidentes necesidades derivadas del retraso que se había originado por la acumulación de asuntos de una gran envergadura en un solo juzgado y en un solo juez".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?