Los jueces dan la razón al Ayuntamiento en el contencioso del canon del agua

Sámano, Mioño, Ontón y Otañes tendrán que devolver más de 2 millones de euros

Ángel Díaz Munío afirma que las sentencias avalan el comportamiento del Consistorio. /

El litigio del canon del agua tiene su origen en las dudas que generó la forma en que se había ejecutado la compensación por las instalaciones del agua. Si se hizo correctamente o se trataba de un acuerdo contractual, a través del cual la administración local pagaba unas cantidades a las pedanías por esas infraestructuras. Los tribunales dan la razón al Ayuntamiento de Castro, que eligió la fórmula de las subvenciones para compensar a las pedanías. Otros interrogantes se basan en la justificación del gasto de estas ayudas, que no se realizó convenientemente.

Sámano, Mioño y Otañes tendrán que devolver íntegramente las ayudas, mientras la Junta Vecinal de Ontón lo tendrá que hacer de manera parcial. Las sentencias cuantifican de forma clara la deuda contraída por las pedanías con el Ayuntamiento, casi dos millones doscientos mil euros, a los que habrá que añadir los intereses de demora.

El alcalde, Ángel Díaz Munío, afirma que las cuatro sentencias recibidas en el Ayuntamiento despejan dudas y avalan el comportamiento del Consistorio en todo este procedimiento.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?