"Hemos elegido ser médicos por vocación, pero la precariedad da miedo"

Son médicos que se juegan su futuro en un examen de cinco horas. El horizonte laboral que tienen por delante no les invita al optimismo pero en su caso, puede más la vocación que la precariedad laboral que les espera después de años de estudio

Carlos, Lucas y Cristina son médicos que se juegan su futuro laboral en un examen de 5 horas y 225 preguntas, el temido MIR. Cirugía, oncología y medicina interna son las especialidades en las que les gustaría desarrollar su carrera como médicos. Años de estudio, horas de preparación para un futuro que en lo laboral ven incierto.

"La precariedad da miedo y es algo que tenemos muy presente porque los vemos en los médicos con los que hacemos las prácticas en el hospital". "No tienen contratos o se les acaban cuando estamos todavía con ellos". Por eso, "me preocupa el futuro laboral, pero no solo por mi".

"Somos cada vez más, pero las plazas son las mismas o se reducen y es triste que después de 6 años de carrera, uno de preparación y cuatro o 5 de residencia no tengas un futuro laboral claro"

Menos médicos pero con más presión asistencial por eso, "la atención a los pacientes se está deteriorando". "No tener tiempo supone no dedicarle ese tiempo a los pacientes, a la forma de comunicar las cosas"

"Hemos elegido esta carrera porque nos gusta, pero vemos que muchos de los residentes que están frescos,  que tienen que tener toda la energía, están ya quemados"

A pesar de todo sonríen,  la vocación puede más que todo eso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?