¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Landete y Manzaneruela: 40 años conviviendo entre 20 granjas de cerdos

El pueblo se mantiene gracias a las granjas, dicen los vecinos, que también reconocen que en ocasiones huele mal. La ganadería porcina intensiva es parte de la economía de varios pueblos de la Serranía Baja de Cuenca

Granjas de cerdos en Manzaneruela, en Landete (Cuenca). /

En pleno debate sobre la instalación de nuevas granjas de cerdos, nos preguntamos cómo afectan estas industrias ganaderas a las poblaciones donde están ubicadas. Hay una comarca en la provincia de Cuenca que fue pionera hace 40 años, hasta el punto de que, en un solo municipio, en Landete y en su pedanía de Manzaneruela, hay 20 granjas porcinas. En Hoy por Hoy Cuenca hemos hablado con el alcalde, Luis Peinado, con varios vecinos y con José Antonio Hernández, gerente de una granja porcina.

Reportaje '40 años conviviendo entre 20 granjas de cerdos' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

En el municipio de Landete, en la Serranía Baja conquense, hay unas 20 granjas de cerdos, la mayoría en torno a la pedanía de Manzaneruela. Las primeras comenzaron a instalarse en los años 70 y entonces no se exigían distancias de un kilómetro a los cascos urbanos. “Se pedía poco hace muchos años”, explica José Antonio Hernández, uno de los primeros en instalar una granja de cerdos familiar en Landete. “Ahora, para las instalaciones nuevas exigen más distantica, más seguridad, más higiene y más de todo”.

En la actualidad se han creado también macro-granjas con varios miles de cerdos para las que la ley exige también el control de los purines, de los excrementos. “Tenemos que tener una serie de tierras asociadas a cada granja a razón de las cabezas de cada instalación para esparcen los purines que después se tapan con tierra, se labra”.

Algunas granjas de cerdos están cerca de las casas de la pedanía de Manzaneruela. / Google Street View

El alcalde de Landete, Luis Peinado reconoce que “algunas granjas están cerca del pueblo porque, antiguamente, cuando se instalaron las primeras, la ley no era tan restrictiva como es hoy en día, y hay algunas, sobre todo en Manzaneruela, que están algo cerca del casco urbano”.

¿Y qué dicen los vecinos de Manzaneruela? ¿Se quejan de los olores? A través de conversación telefónica nos han dejado sus opiniones: “Algo huele cuando viene el aire de allí, pero aquí estamos acostumbrados y no nos molesta”. “Hay veces que sí que huele mal”. “Un poco molesto sí que es, pero no tampoco demasiado”. “Sí, claro. Cuando hace mucho calor y viene el aire de las granjas al pueblo, sí. Si tiran los purines cerca, también. Cuando huele muy mal nos quejamos, pero nos da lo mismo”.

“Si no fuera por las granjas el pueblo no existiría”, coinciden los vecinos. / Google Street View

Lo que sí reconocen es que estas granjas mantienen la economía del municipio. “El pueblo se mantiene gracias a las granjas”. “Si no fuera por las granjas el pueblo no existiría”. Algo en lo que coincide el alcalde. “No crean puestos de trabajo, pero si hacen que la gente pueda vivir de las granjas y la población se pueda quedar aquí y no tenga que irse a trabajar fuera”.

Muchas de las granjas de cerdos de Landete están promovidas y sustentadas por empresas cárnicas. “Te proveen de los cerdos, del pienso, de las medicación, de todo lo necesario”, José Antonio Hernández. “Tú pones tu granja, haces el trabajo, pero el responsable de todo y los beneficios es de la empresa. Cobras tu jornal”.

Más allá de Landete y Manzaneruela, las granjas de cerdos se extienden por otros pueblos de esta comarca como Aliaguilla o Talayuelas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?