¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Caleb Ewan, el más rápido

El ganador de La Clásica en Roquetas de Mar

()

La Clásica Ciclista de Almería cumplió 31 años de historia en un domingo inolvidable para los amantes del ciclismo. Los almerienses pudieron ver en acción a los mejores ciclistas del panorama internacional.
El día amaneció sin viento, pero comenzó a apretar, pero no muy fuerte. El equipo organizativo de La Clásica, que volvió a hacer un trabajo sensacional, se puso manos a la obra para preparar la salida de la edición de este año 2018. El control de firmas se instaló en la parte trasera del Auditorio Maestro Padilla, un marco perfecto para que todo saliera a las mil maravillas en una Clásica que pasará a la historia por el nivel de los ciclistas: fue enorme porque estuvieron los mejores de España y del mundo.

El corte de cinta fue en el marco incomparable de la Avenida del Mediterráneo y la llegada en la Avenida Juan Carlos I de Roquetas de Mar, que estuvo repleta de aficionados. El alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, se encargó del corte de la cinta. “El ambiente que hay es impresionante con una afición entregada”, comentó el primer almeriense en el Carrusel Deportivo de la Cadena SER segundos antes de la salida de la carrera. Los aficionados, además, pudieron disfrutar de un final que fue precioso gracias al circuito cerrado en Roquetas de Mar. Había que dar dos vueltas y tres pasos por meta. Los roqueteros se echaron a las calles del municipio para ver al pelotón internacional un año más.

El municipio roquetero estuvo sobresaliente con una organización que volvió a brillar un año más en la llegada de la Clásica de Almería. José Juan Rubí y su equipo volvieron a sacar sobresaliente en la llegada de la carrera de todos los almerienses.

El ciclista australiano Caleb Ewan (Mitchelton-Scott) ganó al sprint la trigésimo primera edición de La Clásica de Almería, con un tiempo de 4:35:28, seguido de Danny van Poppel (Lotto Jumbo) y Timothy Dupont (Wanty-Groupe Gobert).

Muy pronto se produjo la escapada de la jornada, en la que participaron siete corredores, entre ellos el ciclista ejidense Cristian Rodríguez (Caja Rural-RGA), que quiso ser protagonista en su tierra y se dejó ver ganando la general de la montaña.

Junto a él estuvieron como compañeros de viaje durante casi 150 kilómetros Diego Rubio (Burgos BH), Marc Buades (Fundación Euskadi), Axel Journiaux (Direct Energie), Maxim Belkov (Katusha-Alpecin), Rob Britton (Rally Cycling) y Dries de Bondt (Veranda’s Willem).

La carrera transcurrió con el grupo de escapados manteniendo una ventaja en torno a los cuatro minutos, pero en el tramo final el pelotón dio alcance a los escapados, acelerando el ritmo y preparando la llegada para sus referentes al sprint. En el circuito urbano de Roquetas entró el Lotto Jumbo tirando de la cabeza de carrera, aunque fue el Mitchelton-Scott el que logró la mejor ubicación en el tercer y último paso por meta para colocar a Caleb Ewan para ganar al sprint.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?