El eje de la A-4 baja

  • Linares perdió 380 vecinos en 2017, más de un habitante al día
  • Sierra Morena alberga a varios de los municipios más pequeños de la provincia

Varias personas por el Pasaje del Comercio de Linares. /

El que antes fuera un próspero eje industrial, el de los municipios situados a lo largo de la Autovía A-4 a su paso por la provincia de Jaén, es ahora una zona en la que muchas empresas cerraron y que está castigada de manera contundente por el paro y la pérdida de habitantes. Un buen ejemplo es el caso de Linares, la segunda ciudad de Jaén perdió 380 moradores en 2017, más de uno al día, quedándose en 58.449 linarenses. El descalabro es todavía mayor si se tiene en cuenta que en 2006 la ciudad llegó a su máximo con 61.452 personas.

La Carolina, considerada también como La Puerta de Andalucía, es otra de las localidades que se suma a la pérdida de habitantes viendo como su padrón disminuía en 71 personas lo que hace que actualmente hay 15.508 carolinenses. La ciudad también espera la llegada de una importante empresa a la ciudad que podría dar un impulso al mercado laboral de una ciudad castigada por el paro.

Bailén abandonó en 2017 la barrera psicológica de los 18.000 bailenenses. Perdió 161 personas y se quedó en 17.924. La localidad fue una de las grandes beneficiadas durante la época de la burbuja inmobiliaria gracias a sus fábricas de ladrillos que llegaron a emplear a cerca de 2.000 personas.

En torno a los 2.000

Baños de la Encina se mantiene en torno a los 2.600 por poco ya que ha perdido a 21 bañuscos y su censo refleja 2.613 empadronamientos. Guarromán es algo más grande que Baños ya que en él viven 2.821, 40 menos que en 2.016. Por último, Jabalquinto cierra esta lista de los dos millares. Actualmente hay 2.114 vecinos en esta localidad lo que supone 38 menos que hace doce meses.

Los más pequeños

Completamos la lista con Santa Elena, Carboneros y Aldeaquemada. La primera localidad acoge a 930 personas, 36 menos que en 2.016. Por lo tanto, cada vez está más lejos el nivel de los mil habitantes que abandonó hace tres años, nivel que le permitiría tener dos concejales más y acceder a más subvenciones.

Por otra parte, Carboneros, a pesar de estar junto a la A-4, ha perdido cinco vecinos y se queda en 625 personas. Peor están las cosas en Aldeaquemada, municipio situado a unos 20 kilómetros del Puerto de Despeñaperros y al que se llega por una estrecha carretera. Es una de las localidades más pequeñas de la provincia con solo 503 aldeanos, 13 menos que hace un año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?