¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La herida vuelve a abrirse

Loren conversó en el viaje de vuelta con Eusebio, ratificado en Madrid como entrenador de la Real Sociedad, pero de nuevo en entredicho

Eusebio aguanta el chaparrón tras el desastre del Bernabéu / ()

Vuelve la oscuridad al entorno de la Real Sociedad. La desastrosa primera parte del Santiago Bernabéu ha reabierta las heridas que parecía se habían cerrado con la goleada contra el Deportivo de La Coruña. Nadie entendía que había ocurrido para volver a las andadas de forma tan lamentable, con los peores 45 minutos que se recuerdan en la Real Sociedad desde que llegara Eusebio. El viaje de regreso a San Sebastián fue realmente duro. Pocas palabras, miradas cómplices de decepción entre jugadores y algunos grupos, pocos, que hablaban intentando encontrar una explicación a lo ocurrido.

Entre los que se atrevían a hablar, lo intentaban, estaba el entrenador, Eusebio, que conversó con Loren durante un buen rato tras el partido contra el Madrid. El diálogo es fluido entre ambos, y es algo habitual tras los encuentros. El director deportivo le había ratificado minutos antes en el Santiago Bernabéu. “Entendemos que lo que ha ocurrido aquí es un hecho aislado. Confiamos en Eusebio y en su trabajo”, dijo. Realmente lo creen así, porque hasta ahora nunca habían visto una Real tan fuera del partido. En la segunda parte volvió, pero era tan tarde que hasta el Madrid había empezado a reservarse para la Champions League. Con todo, el apoyo que tiene Eusebio en el club ya no es tan solido como sí lo parecía antes de la visita contra el Deportivo. La imagen del Bernabéu ha dolido mucho. Y llueve sobre mojado.

A todo esto hay que añadir que, por primera vez, Eusebio cargó contra sus jugadores tras una derrota. Señaló que pudo haber un “problema de actitud” y les acusó de “falta de intensidad”, algo que no ha gustado a la plantilla, consciente de su pobre trabajo sobre el césped del Bernabéu. Hasta ahora les había defendido a capa y espada, incluso cuando el Lleida de Segunda B le eliminó en Copa, cuando se señaló a sí mismo como máximo responsable. Eso puede hacer merma en la unión sin grietas que parecía haber hasta ahora entre el entrenador y los jugadores, que fue una de las razones por la que se aguantó a Eusebio durante la pésima racha de cuatro derrotas seguidas del mes de enero. Con todo, el de La Seca dirigirá a la Real el jueves en la Europa League y el domingo contra el Levante en Liga. Y lo normal es que también viaje a Salzburgo. Pero salir malparado de estas dos semanas cruciales para el futuro deportivo del club a corto plazo sería su sentencia de muerte definitiva.

Este lunes, la plantilla vuelve al trabajo en Zubieta. Empiezan a preparar una semana con dos partidos fundamentales. Será el momento de volver a verse las caras tras un domingo de descanso y de penitencia. Eusebio tiene previsto hablar con su plantilla, analizar la imagen del Bernabéu, cerrar heridas y conjurarse para recuperar la imagen perdida en Madrid. Será necesario entrenar mucho, pero también hablar mucho, porque lo moral de los jugadores está muy tocada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?