Xabi Prieto: "No me gusta hablar de falta de actitud"

El capitán de la Real Sociedad desdice a Eusebio, que señaló que contra el Madrid "hubo un problema de actitud". El técnico no se lo dijo a los jugadores, que se enteraron en Zubieta de esas declaraciones

El lío está servido en el vestuario de la Real Sociedad. Y todo a raíz de las declaraciones de Eusebio Sacristán, el técnico txuri-urdin, tras la derrota sufrida en el Santiago Bernabéu, donde señaló directamente a la plantilla como culpable de la pésima imagen dada en la primera parte. "Hubo un problema de actitud, hasta ahora no lo había detectado, pero esta vez sí pudo haber ese problema", significó el preparador vallisoletano. Se trata de un discurso que no comparen los jugadores, a los que Eusebio no les dijo nada sobre ese problema tras el partido, o en el descanso del encuentro o a la vuelta al trabajo en Zubueta este lunes. De otra forma, el capitán, Xabi Prieto, hubiera sabido algo de esas palabras antes de volver al trabajo tras el día de descanso. "Me he enterado hoy de esas declaraciones", dice el donostiarra, que además expresa su desacuerdo con ese argumento. "Es su punto de vista, pero a mí o me gusta hablar de falta de actitud, porque no dudo de nadie de mis compañeros. No dudo de que un jugador no de el máximo en cada partido, y más en un escenario como el que teníamos el sábado. No fuímos capaces de hacerlo bien, nos superaron en todas las facetas del juego y nos tocó pasar momentos muy duros". Pues eso, el lío está servido.

El problema para Eusebio Sacristán es que este lío, en el que se ha metido él solito, sin quererlo ni beberlo (hasta ahora nunca había acusado a nadie, sino que había asumido su responsabilidad), le perjudica más que le beneficia. Porque le distancia de un vestuario con el que había máxima conexión y que le apoyaba de forma casi unánime, algo que era una de las razones de peso por las que el Consejo de Administración no había querido plantear su destitución y seguía al frente del banquillo del primer equipo realista. Si esa relación se estanca, si los jugadores dejan de confiar en sus ideas y en lo que les transmite por malentendidos de este tipo, el técnico de La Seca está sentenciado. Y en este caso, sus palabras tras la debacle del Bernabéu no han sentado bien en el vestuario txuri-urdin. Porque a diferencia de Eusebio, que no asumió como error propio nada de lo que pasó contra el Madrid, los jugadores sí han asumido su parte de culpa. O toda la culpa. "Por supuesto que nos sentimos los maximos responsables de lo que pasó, porque somos los actores principales, pero a mí me gusta analizarlo todo desde lo que es el fútbol, no podemos olvidar que nos enfrentamos a un Madrid que ha ganado dos Champions y que aunque no estuviera bien, es un gran equipo, y la realidad es que nos superó en todo", señala Xabi Prieto, portavoz como capitán de la plantilla de la Real.

Se le notaba molesto al capitán realista cuando respondía a las preguntas sobre un problema de actitud como fuente de los males de la Real en Madrid. "No me gusta hablar de actitud, creo que nos superaron en fútbol y que tuvimos el peor día en el peor escenario posible. Nos superaron en fútbol y no tuvimos las ideas claras en ningún momento. Desde mi punto de vista fue sólo una cuestión de fútbol. Siempre duele encajar en el minuto 1. Pero yo no cuestiono ni la actitud de mis compañeros ni la mía, es uno de los campos más ilusionantes que hay, ante uno de los rivales más difíciles ante el que a todos nos hace mucha ilusión jugar y ganar. Pero tuvimos un malísimo día", explicaba Xabi Prieto, que reconocía que les está costando mucho darle la vuelta a la imagen de la primera parte en Madrid. "Si que ha costado, todas las derrotas suelen, pero cuando no has dado lo mejor de ti y no has sido capaz de competir, pues cuesta más, pero no hay margen para las lamentaciones, y toca trabajar y trabajar para preparar bien el partido del jueves, no conozco otra forma". Porque no podía ocultar el donostiarra su preocupación. "Claro que estoy preocupado, no puede ser de otra manera, cuando el equipo lleva esta racha y no es capaz de hacer las cosas bien, a uno le preocupa y trata de buscar soluciones y trabajarlo, solo hay esa manera de darle la vuelta a esta situación".

No queda otro remedio que levantarse cuanto antes, porque el Salzburgo espera ya con el cuchillo entre los dientes este jueves, esperando hurgar el dedo en la herida de la Real, que puede recibir el castigo de su afición por las últimas decepciones sufridas. "Entiendo que la gente esté disgustada y desilusionada con la trayectoria del equipo, y conscientes de que somos nosotros los que debemos dar el primer paso, ofrecer mejor espectáculo, hacer las cosas bien como ante el Depor para enchufar a la gente y que se vayan contentos", señalaba Xabi Prieto, que no quería hablar de su futura renovación. "No es momento de hablar de cosas personales, sólo me preocupo del partido del jueves, es lo único que tengo en la cabeza. Es una competición que nos costó mucho jugarla y no queremos parar en esta ronda, y para ello el partido del jueves es fundamental para encarrilar la eliminatoria".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?