17 municipios de la provincia consiguen rozar el pleno empleo

Partaloa es el pueblo con menos tasa de paro de Almería (4,2%) y muchos viven del subsidio agrario

El paro pasa de largo por 17 municipios de la provincia. /

Con las cifras del Servicio Público de Empleo Estatal, a cierre de 20017, hay 17 municipios en la provincia de Almería que no padecen apenas la lacra del paro. Técnicamente, con menos de un 10% de personas sin trabajo, se puede afirmar que tienen pleno empleo. La mayoría, con alguna excepción, son pueblos del interior de la provincia, donde no llegan las playas ni la masificación turística, pero sí el subsidio agrario, el PFEA (antiguo PER) que es lo que actúa como bálsamo de fierabrás para conseguir esa baja tasa de paro mediante jornales y peonadas.
Es la otra Almería, la más desconocida, en algunos casos con menos habitantes que cualquier bloque de pisos del Zapillo. Sobreviven gracias al turismo de interior, a las rutas de senderismo y sobre todo a los jornales de los planes de desarrollo rural.

Pero son cifras de paro ficticias, puesto que, en algunos casos, se trata de economías subsidiadas en las que una pareja puede vivir con unas 40 peonadas al año. Del régimen agrario se pueden sacar cerca de mil euros al mes, lo suficiente para ir aguantando, con el autoconsumo del huerto propio y la carencia de hipotecas, ya que, en muchos casos las casas se transmiten de padres a hijos.

Sin embargo, para muchos teóricos del desarrollo rural, los subsidios minan la creatividad, con el peligro que las ayudas no pueden durar eternamente. Almería cuenta con 51 municipios con menos de 1.000 habitantes que pierden un 5% de población cada año, una hemorragia que va a ser muy difícil de cortar. Los habitantes de la provincia en busca de empleos de calidad, se concentran cada vez más en la costa, con la amenaza que supone la despoblación para el mantenimiento del entorno.

Una de las características de estos municipios con pleno empleo es que viven en gran medida del sector agrario. Es el caso de la zona de los Vélez, con la ganadería y el cereal, así como el medio Almanzora y algunos municipios de Los Filabres. Hay dos excepciones en esta tabla de municipios con escasa tasa de paro, Antas y Pulpí, que cuenta con una aseada población, y que cuentan con un alto número de empresas en su término municipal. El caso de Antas es digno de encomio puesto que es uno de los municipios andaluces, en términos relativos, con mayor número de sociedades en el registro mercantil.

También destaca Pulpí, donde la demanda de mano de obra para el campo no para de crecer fruto del alza de los cultivos de hoja verde y la ganadería porcina. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en cuanto a la tasa de empleo cualificado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?