¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Incendios

La Cabrera tendrá puntos de agua para extinguir el fuego

El plan de restauración de la Junta contempla la construcción de estos pozos tal y como reclamaba el alcalde de Benuza

La Junta instalará cinco puntos de abastecimiento de agua en Cabrera, dos de ellos en Silván, para garantizar la carga de helicópteros y vehículos de tierra en caso de incendio. Es una de las premisas del plan de restauración elaborado por la consejería de Fomento y Medio Ambiente, que el consejero Suárez Quiñones ha presentado a los alcaldes y pedáneos de las zonas afectadas por los incendios de Losadilla y Silván.

En total, la administración autonómica dispone de 3 millones de euros aportados por la propia Junta, Ministerio y Confederaciones Hidrográficas, de los que se han invertido ya 700.000, una cifra que se duplicará a lo largo del año. A la recuperación de captaciones de agua, la instalación de diques y el reparto de paja para evitar la erosión, se unen en este momento los trabajos que realizan 60 operarios para restaurar 30 kilómetros de caminos, la mejora de diques y la construcción de esos depósitos de agua de 200 metros cúbicos de capacidad máxima según ha explicado el consejero de Medio Ambiente,  Juan Carlos Suárez Quiñones.

En principio, se repoblarán las 100 hectáreas con mayor necesidad de vegetación. Se subastarán 14.000 toneladas de madera dañada, cuyos ingresos irán a parar a las administraciones locales. No se establecerán prohibiciones expresas para la caza o la utilización del pasto para ganadería tal y como establece la Ley de Montes. La actual situación de crisis para el territorio requiere, dice el consejero, medidas individuales tanto para los ganaderos como para los 15 cotos afectados, en función de la regeneración de cada área afectada.

Tras la reunión, el alcalde de Benuza, Agapito Encinas da por satisfechas sus reclamaciones de balsas de agua, aunque le gustaría que fuesen más y con mayor capacidad, pero sobre todo considera acertada la flexibilidad en cuanto a las prohibiciones.

La extinción de los incendios Losadilla y Silván costó 2 millones de euros. El fuego acabó con 11.300 hectáreas de terreno, 1.500 de ellas en el fuego de Benuza donde también destruyó varias casas abandonadas. El resto afecan a los ayuntamientos de Truchas, Encinedo y Castrillo de Cabrera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?