¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los taxis podrán ser inmovilizados si incumplen el reglamento de GPS

Contempla también sanciones que van de los 750 a los 3.000 euros

Imagen de archivo de una reunión de Transporte /

Ser reincidente y no atender tres servicios de diarios aceptados previamente por un taxista puede ser causa de la retirada del GPS y la inmovilización del vehículo durante un mes. Es uno de los aspectos que se recogen en el régimen sancionador del reglamento de funcionamiento de este sistema que se ha acordado en la reunión de hoy entre el Consell Insular, los Ayuntamientos de Ibiza y las asociaciones de taxistas. El siguiente paso será remitir al documento a las corporaciones locales para que sea analizado por los servicios jurídicos y si recibe el visto bueno se llevará a aprobación en los plenos municipales.

La consellera de Movilidad, Pepa Marí, afirma que se han hecho "pequeñas modificaciones" en relación al documento inicial y confía en que este reglamento pueda recibir luz verde "en un plazo breve de tiempo".

Marí dice que no se ha podido incluir la petición de los taxistas "para que el régimen sancionador quedara en manos del sector".

El reglamento contempla la obligación de los taxistas de llevar implantado el sistema e incluye un control y sanciones por el uso indebido  por parte de la administración. Multas que  van de los 750 a los 3.000 euros y la posible inmovilización del vehículo.

Se cataloga como falta leve no atender un servicio diario que ya se haya aceptado. También  el uso incorrecto del sistema y de otros dispositivos móviles. Entre las faltas graves, insultos a los usuarios o a los operadores del sistema, denuncias faltas contra un compañero, recoger a un cliente cuando ya se está realizando otro servicio o desatender tres carreras aceptadas anteriormente. Ser reincidente se catalogará como falta muy grave.

Los taxistas lo ven poco ágil

El presidente de la Federación Insular del Taxi, Antonio Ribas,  dice que este reglamento  "no termina de convencer a los taxistas aunque lo vemos como un mal menor". De todas formas Ribas asegura que "daremos un margen de confianza para para que se pueda evaluar su funcionamiento durante este año".

El presidente de la patronal  aclara  que lo que proponían era que los  incumplimientos del servicio "pudieran  sancionarse de forma automática a través del propio sistema". Esto en la práctica implicaría que en la misma jornada "dejarían de pasarse llamadas a los taxistas que no respetaran la normativa". Afirma que esto "agilizaría mucho más todo el expediente sancionador, porque los trámites de la administración son mucho más lentos".

El presidente de la Federación señala que para no retrasar "todavía más" la aprobación del reglamento le han dado el visto bueno, "aunque no termina de convencer al sector".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?