¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Videojuegos

Kingdom Come Deliverance, el rol más realista y medieval

Una épica historia de venganza en la Europa central de 1403 que apuesta por la fidelidad histórica en lugar de la fantasía

Los fans de los buenos juegos de rol están de enhorabuena, así como los de las fieles recreaciones históricas. Acaba de llegar Kingdom Come Deliverance (PC, PS4, Xbox One), un RPG con vista en primera persona que apuesta por el realismo y está ambientado en la región de Bohemia en el año 1403. Comenzamos un viaje en el tiempo a una época medieval tan épica como cruda.

Lo primero que hay que tener en cuenta al ponernos a los mandos del juego del estudio checo Warhorse es que nos movemos en un contexto medieval histórico. Aquí no hay magia, ni dragones, ni espectros. Hay mucho barro, religión, pobreza y puñaladas por la espalda. La época medieval, en definitiva. Este realismo se plasma en la ambientación, el combate, la alimentación y hasta en la curación de nuestras heridas. La historia nos pone en la piel del hijo de un herrero que se ve obligado a tomar las armas para vengar la muerte de su familia. A la vez se ve salpicado por la lucha por el trono de la región de Bohemia entre Wenceslao IV y su medio hermano Segismundo, que lo ha encarcelado y quiere obtener la corona a base de sangre y fuego.

Si no llevas una vida ejemplar ¡cuidado con los guardias! / Warhorse

El mundo abierto del mapeado de Kingdom Come Deliverance se extiende a lo largo de unos 16 kilómetros cuadrados. Esta Centroeuropa del siglo XV tiene zonas boscosas, aldeas, monasterios y castillos, muchos de ellos réplicas exactas de los originales. Y es un mundo dinámico en el que nuestro comportamiento y acciones tienen consecuencias. Podemos ser dialogantes y ganarnos la confianza de los paisanos (obteniendo de paso mejores precios en las tiendas, donde podemos regatear) o ser despiadados ladrones y asesinos perseguidos por los guardias con la reputación por los suelos. Esto se traduce en detalles tan curiosos como que la limpieza de nuestra armadura influye en la percepción de nuestros interlocutores y su actitud hacia nosotros. Y es que hablamos de un juego repleto de detalles de este tipo.

Batallas épicas pero realistas / Warhorse

La influencia de la saga The Elder Scrolls es bastante evidente en Kingdom Come Deliverance, y en varios aspectos. Las habilidades se desarrollan con el uso, tenemos barra de vida y aguante, y no faltan acciones como vaciar bolsillos y abrir cerraduras con ganzúas, aunque en este último caso el minijuego es bastante más difícil que en Oblivion o Skyrim. Como en todo buen juego de rol que se precie tenemos un complejo menú con las misiones, atributos y habilidades, inventario y equipo del personaje. Y, precisamente en las posibilidades de equipo destaca la creación de Warhorse. Vamos a poder llevar hasta 20 componentes diferentes entre camisas acolchadas, cotas de malla, armaduras de placas, tabardos, anillos, collares, cascos o protecciones para el cuello o los codos. Y cada una de ellas influye en la movilidad y protección del personaje, así como en el sigilo y en la impresión que damos a los lugareños ofreciéndonos diferentes opciones de diálogo y resolución de misiones.

La conversación es muy importante para resolver misiones / Warhorse

El combate se ha trabajado teniendo en cuenta el peso y exigencias físicas de las armas y las armaduras. Las armas tienen atributos de corte, filo y contundencia, y nuestro número de golpes está condicionado por la barra de aguante, por lo que no podemos machacar botones. El sistema de cinco guardias en forma de estrella (para golpear y defender la cabeza y las cuatro extremidades) tiene influencias de For Honor, pero es un poco más brusco y complejo de interiorizar. Por cierto, también podemos luchar sin armas -a puñetazo limpio- o tratar de solucionar las disputas hablando, porque las misiones pueden completarse de diferentes formas, aunque algunas tienen tiempo limitado.

Encuentros aleatorios en los caminos / Warhorse

El realismo se ha tratado de potenciar con muchos detalles adicionales, como la relativa dureza del desarrollo inicial del personaje tanto a nivel de equipo como económico. Si disparamos con un arco, no tenemos mira, por ejemplo. Si nos hieren en combate o nos caemos por un terraplén, además de dañarnos las extremidades podemos sufrir hemorragias. Antes de curar las heridas hay que parar el sangrado con vendas, de lo contrario moriremos más pronto que tarde. Tenemos un indicador de saciedad y debemos comer, pero si nos pasamos acabaremos literalmente hinchados como un cerdo, y sufriremos penalizaciones. El alcohol nos reportará ciertos beneficios en el trato humano, pero corremos el riesgo de convertirnos en adictos y de sufrir resacas. Son detalles que están presentes hasta en el viaje rápido; no es un traslado automático, nuestro personaje avanza por el mapa con vista aérea y podemos sufrir emboscadas o encontrarnos con diversos eventos. Por ejemplo, podemos encontrar un cadáver en medio del camino y, si decidimos saquearlo, algún transeúnte puede acusarnos de haberlo asesinado.

También combatirmos a caballo / Warhorse

Gráficamente Kingdom Come Deliverance apuesta más por la fidelidad artística al Medievo y la inmensidad del mapa que por detalles de diseño. Esto se nota sobre todo en los rostros de los personajes, bastante inexpresivos salvo en las escenas cinemáticas. Musicalmente nos deleita con una banda sonora realmente épica y apropiada para cada situación, con algunos temas que se quedarán en nuestra memoria durante mucho tiempo.

Más actualidad

Esta semana también hemos podido probar Dynasty Warriors 9, la nueva entrega del clásico de batallas masivas musou ambientado en la China feudal. Se basa en acontecimientos y personajes reales, en la época del ocaso de la dinastía Han y el nacimiento de los Tres Reinos. Vamos a poder manejar a un total de 83 héroes, muchos ya conocidos y otros nuevos como el antiguo sirviente Cheng Pu, el general del reino Wei Man Chong o Zhou Cang del reino Shu. Además de apostar por el mundo abierto con la posibilidad de escalar por edificios y montañas, este nuevo Dynasty Warriors cuenta con tres niveles progresivos de ataques encadenados que funcionan bastante bien: los iniciales Trigger Attacks, Flow Attacks y los Finishers.

El género de la lucha tiene un nuevo representante en Playstation 4: Under Night In-Birth Exe Late St. Obra de French Bread y Arc System Works (Dragon Ball FhighterZ), su estilo gráfico en dos dimensiones tipo anime es muy atractivo, cuenta con 20 personajes para manejar y dispone de un modo concreto, ‘Chronicles’, para profundizar en el trasfondo de cada uno de ellos. Eso sí, hay que tener en cuenta que el juego llega con textos en inglés.

Este jueves 15 de febrero llega a las tiendas en versión física para PS4 y en versión digital para PS Vita y Steam la remasterización del mítico juego de rol para 16 bits Secret of Mana, de Square Enix. Compartiremos el viaje de sus tres protagonistas, Randy, Prim y Popoi, y las peripecias alrededor de la espada sagrada y el santuario del agua. Además, hablando de remasterizaciones, este viernes 15 de febrero Nintendo Switch recibirá toda la acción de Bayonetta y Bayonetta 2. Hasta aquí el SER Jugones de esta semana, pasadlo bien.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?