¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"Va a dar estabilidad, pero las condiciones son bastante precarias"

Evaristo Méndez, ahora jubilado, fue uno de los pioneros en entrar a la planta de Opel en Figueruelas en 1982

El Opel Corsa comenzó a producirse en 1982 en la planta de Figueruelas y sus ya cinco generaciones suman casi 13 millones de unidades. Hoy hemos compartido la noticia en La Ventana de Aragón con un trabajador que ha participado ensamblando todas las versiones de este vehículo.

En la nave 31, durante más de tres décadas, Evaristo Méndez ha trabajado en la cadena de montaje. Llegó a Opel como uno de los pioneros después de que no renovaran su contrato en una empresa de mármoles en 1982. De ahí su alegría casi sentimental por la buena noticia de hoy. "Es una grata noticia, porque el Corsa es una identidad de Aragón y estoy satisfecho", reconoce Evaristo, aunque, dice que "en contra están todos los sacrificios que tienen que hacer los trabajadores para conseguir ese modelo". Según el ex trabajador de Opel, "poniéndolo en la balanza, el Corsa va a dar estabilidad, pero las condiciones con las que se quedan los trabajadores son bastante precarias". 

Se da la circunstancia de que su hijo trabaja en la fábrica tras haber entrado con un contrato de relevo. Y al preguntarle por la motivación para animarlo a entrar, ha dejado una reflexión laboral: "tal como está el tema laboral, cuando tienes un puesto de trabajo que te dicen que es indefinido, parece que te da estabilidad, y en estos momentos los trabajadores están buscando antes estabilidad que condiciones de trabajo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?