¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El SAS indemniza con 120.000 euros a la familia de la víctima de un error médico

La mujer, de 70 años, falleció en 2013 después de ser intervenida para extirparle la glándula tiroides

Indemnización de 120.000 euros a la familia de la víctima de un error médico. /

Casi cinco años después del fallecimiento de Manuela Herrera, su esposo y los dos hijos del matrimonio cobrarán del Servicio Andaluz de Salud una indemnización de 120.000 euros por la muerte de la mujer a consecuencia de una mala praxis médica. El acuerdo ha sido alcanzado por los servicios jurídicos de la asociación ‘El Defensor del Paciente’ y la compañía aseguradora del SAS, que han llegado a un pacto extrajudicial tras un largo proceso.

El caso se remonta al 14 de marzo de 2013, cuando Manuel Herrera Fuentes, que entonces tenía 70 años, fue intervenida en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas por un bocio multinodular. La operación consistía en una tiroidectomía total bilateral, es decir, en la extirpación completa de la glándula tiroides. Esta está localizada en la parte inferior del cuello, por delante de la tráquea. Según Europa press.

Poco después de la intervención, la paciente presentó un “hematoma asfixiante y sangrado que precisó de una traqueostomía percutánea ya que no se le podía realizar una intubación orotraqueal”, según se cita en el informe de la asociación ‘El Defensor del Paciente’ y al que ha tenido acceso este periódico. La traqueostomía fue practicada por las anestesiólogas del Servicio de Reanimación del citado hospital y en su ejecución se le perforó y desgarró la pared posterior de la tráquea. Este desgarro fue constatado tanto por el otorrino de guardia como por el servicio de radiología en una TAC.

“Sin embargo,los facultativos del citado servicio de reanimación no procedieron a realizar u ordenar ninguna actuación médica que evitara las complicaciones que se pudieran derivar de esa perforación de la tráquea”, señala el informe. “Como era de esperar, a través de la perforación entró aire y sangre, lo que originó un colapso pulmonar bilateral con insuficiencia respiratoria que terminó con parada cardiorrespiratoria y muerte de la Manuela Herrera”.

Por estos hechos los hijos y cónyuge acudieron a la asociación ‘El Defensor del Paciente’, que a través de los letrados del despacho de Ignacio Martínez Abogados interpusieron una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Almería que conllevó la apertura de un procedimiento penal.

A raíz de la denuncia, se le efectuó autopsia al cuerpo de la fallecida y se pudo determinar la causa de la muerte y la conducta de los facultativos de Torrecárdenas. Sin embargo, el Juzgado procedió al archivo de la causa al entender que la actuación de los anestesistas impedían un reproche penal. Sin embargo y antes de emprender la vía civil y ante la evidente responsabilidad del equipo médico, el SAS ha decidido indemnizar a la familia con esos 120.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?