El peso específico de Palencia (Servicio público II)

La Firma de Eduardo Nieto

Perdemos influencia en casi todos los ámbitos. Desaparecen oportunidades y decrecen las posibilidades de desarrollo. Así disminuye el gran capital humano. Avanzado estado de abandono y despoblación.

Hay una forma laudatoria de estar en la vida, mejor pagada que la del análisis riguroso. Al rigor se le tacha de agorero. “Ya vale de quejarse”. Tienen razón. Siempre hay perspectivas interesantes en las situaciones más nefastas. Horas bajas del PP, pues M.Rajoy a sanearse a Palencia a inaugurar el record de Castilla y León en bienes patrimoniales en ruina, según Hispania Nostra. Tomará nota o esperará a que lo arregle la UE.

Que nieva…pues evitemos riesgos, en casita con la manta y satisfaciendo las apetencias particulares. Los demás, la cobertura de necesidades de esas personas que salen en la tv diciendo “nosotros ya estamos acostumbrados a esto”, y pagando impuestos como los demás. Pues, allá usted. Propalamos “turismo de la montaña palentina”, deportes de riesgo, nieve, senderismo, o visitas a las poblaciones del norte, etc. Lo dejaremos para la primavera. Ah, bueno. Total, unas pérdidas cuantiosas que se quedan por el camino y no vuelven. Pero, no nos hemos mojado.

Dudosa la imagen que proyectamos. Incapaces de superar las condiciones climáticas con unos servicios públicos adecuados. Cerramos carreteras cada dos por tres y “embolsamos” bien los vehículos. Que no pase nadie, “que pasen a medida que las máquinas quitanieves despejan la calzada”. Y nos lo advierten: “la situación es muy cambiante”. Evidente...Dudosa inversión en Palencia con estos mimbres. Hemos oído por la caja tonta que Castilla y León está cubierta por la nieve. No se ha escuchado replica alguna sobre el efecto negativo de una verdad a medias, que es como dos mentiras. “Pues no iremos a Palencia. Está cubierta de nieve…y todo cerrado”. En la ciudad, ni un copo en todo el invierno. El martes, dos y 24 horas con el “terror” de las previsiones.

¿Extraña que alguien juzgue el panorama de Palencia “casi apocalíptico”? La UCE, Unión de Consumidores, dixit.

¿Y si intentamos rentabilizar el frío, el calor, el patrimonio natural, el histórico, el artístico, el industrial, el campo, la ciudad, el medio ambiente, la música, la poesía, los ríos y canales, los montes, carreteras limpias, pueblos accesibles, la amabilidad con los demás, en casa, en la escuela, en los centros sanitarios, en la calle, dotándonos de los medios adecuados para ello? Sí se puede, con Servicios públicos. ¡Menuda revolución! Y si no, despedimos al entrenador.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?