Airbus admite que el nuevo acuerdo del A400M afectará al empleo en Sevilla

Los sindicatos avanzan que no aceptarán recortes en la plantilla cuando la empresa está triplicando sus beneficios

Airbus reconoce que la menor actividad en la producción del avión militar A400M tendrá un impacto negativo sobre el empleo en la planta sevillana de San Pablo donde se ensambla, aunque afirma que lo intentará mitigar con otros programas del grupo. Son declaraciones del consejero delegado, Tom Enders, a raiz de las nuevas condiciones en el contrato del A400M tras la reunión que mantuvo la firma aeronáutica con los países clientes. Pactaron un nuevo calendario de entrega tras anunciar en diciembre que la producción del avión se reducirá a la mitad en 2019 hasta los 11 aparatos.

Los sobrecostes por las nuevas condiciones de la entrega de los A400M hicieron perder el pasado año al consorcio europeo 1.300 millones de euros, según ha dado a conocer hoy la compañía en el balance de resultados en Touluse.  Los datos generales son positivos. Airbus multiplicó por tres sus ganancias en 2017, con 2.800 millones.

El consejero delegado de Airbus ha reconocido que las nuevas condiciones en el contrato del A400M tendrá incidencia en el trabajo de la planta de San Pablo. "Pese a los esfuerzos para compensar la menor producción del A400M con programas civiles, habrá un impacto neto negativo en el empleo en Sevilla", ha señalado Tom Enders.

Los sindicatos ya avanzan que no aceptarán recortes de plantilla para lo que están dispuestos a movilizarse, sobre todo después de saber que Airbus está en pleno crecimiento, según ha explicado Juan Antonio Vázquez, miembro del comité intercentros por UGT,

Los recortes anunciados en Airbus no afectarían sólo a la planta de San Pablo sino también a la industria axiliar, por lo que los sindicatos llaman a la Junta de Andalucía a que intervenga para garantizar el mantenimiento del empleo.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?