Finaliza la restauración de la 'Capilla Sixtina' valenciana

La Iglesia de San Nicolás de València ha culminado las obras de restauración tras cerca de un año de trabajos

La Iglesia de San Nicolás de València --la conocida como la 'Capilla Sixtina' valenciana por la recuperación de sus frescos-- ha culminado ahora, tras cerca de un año de trabajos, la restauración de su Capilla de la Comunión, un espacio que tras un deterioro progresivo se encontraba en estado "ruinoso" y que "ahora brilla con toda su belleza artística", en palabras de su párroco, el sacerdote Antonio Corbí. La intervención ha permitido, además, desvelar que uno de los lienzos, la 'Glorificación de Santa Lucía', fue obra del pintor valenciano Luis Planes

Así lo ha explicado el titular de la parroquia este miércoles durante la presentación de la restauración de la capilla, un acto en el que también han intervenido la investigadora del Instituto de Restauración del Patrimonio (IRP) de la Universitat Politècnica de València (UPV), Pilar Roig; el arquitecto Carlos Campos; y la directora de la Fundación Hortensia Herrero, Elena Tejedor. Esta entidad ha financiado las actuaciones, con un millón de euros de presupuesto, mientras que la institución académica ha coordinado el proyecto.

VISITA VIRTUAL

Panormámica de la iglesia de San Nicolás / Iglesia de San Nicolás

Es posible disfrutar del resultado de la restauración de esta iglesia y de los frescos de Vidal, en la página web de la parroquia una visita interactiva con panorámicas de alta definición de los distintos espacios del templo. PINCHA EN LA FOTO PARA INICIAR ESTA EXPERIENCIA ÚNICA

LA RESTAURACIÓN

Pilar Roig ha detallado que un total de 25 profesionales "de primera" han dedicado nueve meses de "duro y de muchísimo trabajo" a la intervención de la Capilla de la Comunión, a los que se suma un equipo de cinco personas que ha trabajado en el IRP de la UPV para restaurar cuatro lienzos.

En estos trabajos, liderados por el profesor Vicente Guerola, se ha hecho un "descubrimiento muy importante para el patrimonio de València": durante la restauración de los cuatro lienzos, se ha concluido "con total seguridad" la autoría de la 'Glorificación de Santa Lucía', que se ha atribuido al que fuera director de la Real Academia de San Carlos de València a finales del siglo XVIII, el pintor valenciano Luis Antonio Planes.

Se trata de una representación alegórica de Santa Lucía, hasta ahora de autor desconocido, que reúne la impronta docente de esta entidad durante el siglo XVIII y permite descubrir las pautas a nivel e estudios de anatomía, proporciones e iconografía de la época. El lienzo se ha sometido a un proceso integral de restauración y limpieza que ha llevado a sus responsables al reconocimiento de su autoría.

RESTAURACIÓN PICTÓRICO-ORNAMENTAL

La restauración pictórico-ornamental de la Capilla de la Comunión ha abarcado la intervención de otros lienzos como una representación de San Bartolomé, hasta el momento catalogada como San Pedro, y que los técnicos han descubierto que podría tratarse de un antiguo lienzo bocaporte.

Esta pintura estaba "doblada por arriba y por abajo", por lo que "su tamaño era menor" al original, pero tras las actuaciones se ha revelado como una obra "fantástica, enorme y de grandes dimensiones", ha destacado Roig.

Los trabajos han dejado a la luz un "conjunto armónico donde se ve el trabajo artesano" de este espacio, que se ha intervenido "desde el respeto máximo y al servicio de los originales". En las pinturas murales, se ha actuado sobre ocho pechinas con labores de limpieza, estucado y paliando los problemas de humedades que estaban deteriorando las piezas.

Por lo que respecta a los dorados, el "criterio general" de las actuaciones ha sido "conservar la mayor cantidad original", pero su "severa afectación" ha requerido en algunas ocasiones la reposición de piezas, con oro "de calidad" y de la misma tonalidad que los originales.

Esta misma voluntad de preservación ha regido también la intervención de los grabados en los dibujos con relieve, los bruñidos o el estuco, donde se ha efectuado un trabajo de consolidación y limpieza. Las reposiciones se han llevado a cabo siguiendo los diseños y técnicas originales.

En el zócalo, se han tenido que extraer algunas piezas para el saneado de los muros. Aprovechando la extracción, se han reagrupado en orden cronológico y se ha reforzado el conjunto con placas de aluminio para preservarlas de las humedades, una técnica "novedosa" para aislar las obra y protegerlas de uno de los principales causantes del deterioro de la capilla.

INTERVENCIÓN ARQUITECTÓNICA

En cuanto a la intervención arquitectónica, a cargo de Carlos Campos, ha comprendido la reparación de cubiertas y su estructura portante, la rehabilitación del espacio entre el tejado de la parroquia y las cúpulas de la capilla y el saneamiento de pavimentos y muros. Además, se ha intervenido para solventar problemas de humedades.

Campos ha resaltado la "superposición de sistemas constructivos y estilos" en este espacio, una característica que constituye la "principal singularidad de San Nicolás", que ha pasado por varias intervenciones y restauraciones a lo largo de los siglos.

Los trabajos han permitido la recuperación de espacios del edificio "que hasta ahora eran inaccesibles", ha explicado. Además, estos reflejan esta peculiaridad de convivencia de estilos. Es el caso de la fachada sur del templo, donde se ha restaurado la fachada gótica original con tres ventanas tapiadas de la capilla. Esta superficie ahora convive en una especie de galería con el estilo neogótico de los muros del edificio.

De igual forma, en el espacio entre las cúpulas y el tejado, las obras han sacado a la luz lo que Campos ha descrito como "grafitis", dibujos que abarcan incluso la firma del arquitecto que se encargó de la restauración neogótica del edificio.

La directora de la Fundación Hortensia Herrero, Elena Tejedor, ha puesto en valor estas actuaciones arquitectónicas, un "trabajo constructivo que no se ve, más ingrato" que la restauración ornamental, "pero muy necesario" y que ha supuesto un "gran descubrimiento" donde "se aprecian los orígenes del edificio".

MÁS DE 300.000 VISITAS EN 2017

Tejedor ha explicado que, durante los últimos años, la fundación que preside Hortensia Herrero ha destinado alrededor de cinco millones de euros en el conjunto de la Iglesia de San Nicolás, que se ha convertido ahora en un "foco de atracción turística" y que ha permitido que "entre todos" se haya recuperado la "Capilla Sixtina valenciana, un motivo de orgullo de la ciudad". En este sentido, la parroquia ha recibido en 2017 más de 300.000 personas.

Preguntada por las próximas actuaciones de la fundación, ha recordado la instalación de las esculturas adquiridas de Manolo Valdés tanto en la Marina de València como en Alicante y Castellón. Además, ha avanzado que la organización de Hortensia Herrero prevé organizar una nueva exposición temporal con otro escultor en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, sin concretar fechas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?