¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Opel Corsa: un chispazo para la reacción

La adjudicación de la nueva generación de este modelo y su versión 100 % eléctrica tiene que servir para la llegada de inversiones y promover cambios en el sistema de la formación profesional

Rueda de prensa de UGT /

Un chispazo para la reacción. Así es el mensaje sobre el coche eléctrico que hoy, jueves, lanzan desde Opel y el sindicato UGT. España y Aragón están muy lejos de adaptarse y es urgente la inversión en infraestructuras y, en el plano regional, la reunión de la mesa de la automoción. 

No hay tiempo que perder. La industria y los trabajadores ven en el Corsa eléctrico el abanderado del cambio en España, que marca el horizonte de 2020 para que estemos preparados. Por eso hoy, tanto el sindicato UGT, en voz de su secretario regional Daniel Alastuey, y de Opel, Antonio Cobo, en una entrevista en la SER, han dirigido su mensaje a las administraciones. El Gobierno de Aragón "tiene que asumir un papel para que el nuevo plan industrial y todo lo que hay alrededor se desarrolle gracias a esa inversión; el gobierno central también tiene deberes con las infraestructuras que atraviesan estas tierras". 

Ambas partes señalan aspectos que deben marcar la diferencia con el resto de plantas de Europa. El primero, según José Juan Arcéiz, responsable del metal en UGT Aragón, es un sistema de formación adecuado que debe empezar a pactarse cuanto antes con las empresas y que deben tratar en la mesa de la automoción. "Se tiene que involucrar también la Consejería de Educación, Nuevas Tecnologías y Universidad; es un momento histórico y sería un error que lo dejáramos pasar", señala Arcéiz. Por eso, "tenemos que iniciar grados de formación profesional, que terminen justo en ese momento".  

En el plano industrial, dos aspiraciones, la primera cuantitativa de Antonio Cobo, porque "podríamos trabajar a turnos adicionales y llegar a prácticamente los 600.000 vehículos"; y la segunda, la cualitativa, del delegado sindical de UGT, José Carlos Gimeno: "Estamos pensando en estos momentos que todas las ingenierías de lo que es el coche eléctrico deben trasladarse a Zaragoza" porque "son necesarias para poner el coche en marcha". 

Llegar con todos los turnos nuevos en marcha podría suponer en la planta el aumento de más de 1.000 personas la plantilla. UGT ha llamado la atención también sobre las implicaciones de este anuncio para las auxiliares, en las que hay 3.000 empleados directos fabricando solo para el Opel Corsa. Serán necesarios 42 millones de inversión en ellas y advierten de futuros cierres en el reparto de las adjudicaciones, aunque ya tienen la solución.

La factoría ya dependiente de PSA genera unas compras anuales de 300 millones de euros para el Corsa.  De ahí, la ferocidad que existirá por las nuevas piezas teniendo en cuenta las premisas de la multinacional francesa. José Juan Arceíz, responsable del metal de UGT, advierte de que PSA "tiene una norma, que quiere que el 90% del coche se produzca en el polo ibérico, que incluye Zaragoza, Madrid, Vigo y el norte de África". Si eso se consigue, "y si después se trazan unas buenas carreteras de logística, abaratará los costes de producción". 

Vienen tiempos de obtención de piezas y por eso UGT propone ampliar a todas las empresas lo que ya consiguieron negociar con Lear Épila, porque auguran que habrá cierres porque "habrá empresas que perderán el contrato que tienen actualmente y otras vendrán nuevas". Por eso, "en los convenios sectoriales reclamamos la subrogación de empresas para que no pueda haber competencia desleal". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?