Los invidentes, más dependientes en los hospitales madrileños

El nuevo sistema de avisos para consultas en los hospitales de la Comunidad de Madrid elimina las indicaciones acústicas. Las personas invidentes se ven abocadas a contar con un acompañante que les diga cuándo y a qué consulta entrar

Por velar por la protección de datos de los pacientes, la Comunidad de Madrid ha generado mayor dependencia a un buen número de ellos. Las personas invidentes o con problemas de visión, necesitan estar acompañados, obligatoriamente, por otra persona cuando acuden a las consultas de la mayoría de los hospitales de la región. Un cambio en el sistema de avisos ha eliminado cualquier señal acústica haciendo imposible que alguien invidente sepa cuándo y a qué consulta debe entrar.

El pasado mes de diciembre, el Hospital del Henares modificó este sistema de avisos. Un vecino de Coslada, días después, llevó a la Mesa de la Movilidad impulsada por el ayuntamiento su problema: es invidente y, con este sistema, ya no puede acudir a consulta si no es acompañado. "También hay personas mayores que se han quejado. Las máquinas que te dan el número tampoco te dice cuál es, así que tampoco podemos defendernos en ese trámite", explica Ismael, uno de los afectados. "Es únicamente visual, estar pendiente de la pantalla, y nos hace depender de otra persona".

Entonces se inició tanto una reclamación a la propia Consejería de Sanidad, que aún no ha contestado a sus escritos, como una recogida de firmas en Internet que ya lleva más de 110.000 apoyos. Reclaman una corrección del sistema porque entienden que se vele por la protección de datos, pero no que por buscar este fin, se haga más dependiente al dependiente, en lugar de favorecer su integración desde la sanidad pública. "Nos parece muy bien la protección de datos, pero que esté apoyado con algún sistema acústico. Hay sistemas no muy costosos. En el mismo teléfono de cada uno, donde ya tenemos nuestras propias adaptaciones y nos envían un recordatorio, también se podría hacer".

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid da por bueno el apoyo personalizado a través de las denominadas "chaquetas verdes", personal de apoyo disponible en los hospitales para acompañar a los pacientes que lo necesiten, pero "seguimos dependiendo de otra persona. No conseguimos tener nuestra autonomía personal sino que necesitamos a otra persona", destaca Ismael.

Asociaciones como INDIVI, para la integración de personas ciegas o con baja visión constituida por afiliados a la ONCE, considera "tercermundista" este sistema. Aurelia Millán, su portavoz, explica que "si el hospital te ofrece una persona para acompañarte es marcarnos, no hacernos accesible la vida". Las personas invidentes reclaman "no ya que nos digan el número completo para entrar a consulta, simplemente una señal. El billete que nos dan en la máquina, la numeración tampoco está en braille y tampoco podemos saber qué número tenemos". La asociación entiende que "las soluciones informáticas son muchas. Solo es cuestión de interesarse por el problema y preguntarnos qué necesitamos, nada más".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?