¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El lenguaje corporal como herramienta de persuasión

Utilizar el lenguaje corporal de manera consciente nos puede reportar muchas ventajas en nuestras relaciones con los demás

El asentimiento, el contacto visual o la sonrisa son herramientas que mejoran la comunicación personal /

El poder que tiene nuestro lenguaje corporal en lo que transmitimos y en su impacto en la relación con los demás es indudable. Llevar a cabo de manera consciente algunos gestos, nos puede ayudar a reforzar la confianza y la persuasión de cara a nuestro interlocutor.

Cuando estamos de acuerdo con alguien o nos interesa lo que dice, de manera involuntaria nos sale el gesto de asentir. Solemos acompañarlo de una ligera inclinación de cabeza. ¿Por qué no lo llevamos a cabo de manera voluntaria? Está demostrado que cuando asentimos, nuestro interlocutor se siente escuchado y acaba proporcionando más información que si nuestra cabeza permaneciese neutra. Al mismo tiempo, se generan emociones positivas entre ambas partes.

Otra importante herramienta de persuasión es la sonrisa. Sus beneficios son múltiples. Si hablas a alguien y esta persona permanece con el gesto serio, es probable que acabes callándote antes que si hubiera dibujado una pequeña sonrisa en su rostro. Obviamente esta tiene que estar justificada por el tema que se esté tratando.

Mantener el contacto visual con nuestro interlocutor, además de señal de respeto y educación, tiene el mismo efecto que el asentimiento y la sonrisa. De todo ello nos habla la experta en comunicación, Marina Estacio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?