¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SANIDAD

Las familias de niños con cáncer de Soria reivindican mayores ayudas económicas para los desplazamientos médicos

Soria no cuenta con unidad de pediatría oncológica y los pacientes se derivan a Burgos

Hoy 15 de febrero se celebra el Día Internacional del Cáncer Infantil. El objetivo es sensibilizar y concienciar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes y sus familias. La sociedad todavía está retraída en torno al cáncer infantil, aún es tabú y, según los expertos, si desde la infancia se inculcara a los niños unos hábitos saludables y solidarios sería más fácil generar conciencia.

Cada año en España 1.100 niños reciben un diagnóstico de cáncer, un gran impacto para el niño y la familia. En los países desarrollados, el cáncer es la primera causa de muerte por enfermedad en los niños, aunque la buena noticia es que los avances en las técnicas diagnósticas y en los tratamientos han aumentado su supervivencia. Saturnino Ortiz es pediatra en el hospital Santa Bárbara de Soria y explica que “los niños responden mejor normalmente a los tratamientos porque los organismos son más fuertes”.

Los principales tipos de cáncer que se diagnostican en Soria entre los menores corresponden con los predominantes a nivel nacional: los linfomas y las leucemias. Es imposible prevenir el cáncer en los niños, pero es posible mejorar las técnicas de diagnóstico y los tratamientos, y eso solo se logra gracias a la investigación. El primer paso es “que los padres se den cuenta de que el niño no está bien, que algo le ocurre porque no interactúa como siempre, están más cansados”.

El Día Internacional del Cáncer Infantil se basa en la creencia de que todo niño con cáncer merece la mejor atención médica y psicológica, independientemente de su país de origen, raza, estatus económico o clase social. Soria es la provincia que, junto con Palencia, Zamora, Ávila y Segovia, no cuenta con una unidad de oncología pediátrica, ni UVI pediátrica, ni ninguna especialidad en torno a la pediatría. Los pacientes tienen que desplazarse, en un primer momento, a Burgos.

Según el pediatra Saturnino Ortiz, “estas provincias no cuentan con una unidad especializada en cáncer infantil porque se diagnostican pocas enfermedades de este tipo”, aun así la red de subvenciones para las familias afectadas debería ser mayor.

La muerte de niños con cáncer es evitable con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados así como las medicinas esenciales. Elena es una madre soriana, a su hijo le diagnosticaron un tumo óseo maligno hace unos años. Dice Elena que “supone un trastorno para toda la familia y, por supuesto, para el niño, que tiene que perder colegio por desplazarse a otras ciudades, en este caso a Burgos y a Madrid”.

Y no solo un trastorno, “sino también un gasto económico, con ayudas ridículas que incluso dejé ya de solicitar. Seis euros por desplazamiento a Madrid para la visita médica que, como todo el mundo comprenderá no da ni para el viaje, ni para el parquin ni para comer. En el caso de haber ingreso la cuantía que entienden por manutención asciende a 30 euros creo recordar”.

Elena entiende que “todas las provincias no puedan contar con una unidad de oncología pediátrica u otras especializaciones pero creo que las ayudas por desplazamiento al menos deberían ser dignas”. Elena deja en los micrófonos de la Cadena Ser hoy, en el día mundial del cáncer infantil, un mensaje de ánimo para todas las familias que atraviesen la misma situación que tuvo que pasar su familia, “y es que hay que pensar que todo va a ir bien, confiar en los especialistas, seguir las pautas, y sobre todo que quienes nos dan las lecciones a nosotros son los niños”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?