Fomentar los consorcios de pymes para la exportación

El Ayuntamiento de Tudela y la Cámara de Comercio se unen para ofrecer a las pequeñas empresas de la Ribera un nuevo proyecto que apuesta por la internacionalización

Ignacio Ortega, Delegado de la Cámara de Comercio en Tudela, Ana Cañada, Responsable de Comercio Internacional en la Cámara de Comercio Navarra y Sofía Gil, concejala de Industria de Tudela /

Se trata de impulsar un consorcio de empresas que les facilite su salida al mercado internacional. Una unión que les permite mejorar este aspecto, minimizando riesgos y reduciendo los costes, entre otras ventajas.

La Cámara de comercio traslada así a la zona de la ribera una iniciativa en la que llevan trabajando desde hace décadas y que ya ha dado sus frutos en Navarra. La comunidad Foral cuenta ya con tres agrupaciones empresariales de estas características que trabajan en el sector Eólico, el de los materiales de construcción y en la subcontratación industrial. Tal como informan desde la Cámara, el primer paso para llevar a cabo estos consorcios en la Ribera será la sensibilización de las empresas, Pymes y Micropymes, para informarles sobre este tipo de proyectos y tratar de buscar soluciones que den una respuesta efectiva sus necesidades exportadoras. No en vano, la zona de la ribera cuenta en la actualidad con un gran número de firmas que trabajan en el mercado internacional. Según los datos que maneja la Cámara de Comercio, el año pasado fueron más de 2.600 las empresas navarras que exportaron sus productos, y entre ellas 507 están radicadas en la zona de la Ribera y 136 fueron empresas de Tudela. Firmas dedicadas a diferentes sectores de producción que podrán ampliarse ahora gracias a este convenio en el que colaboran el consistorio y la Cámara de Comercio.

Sin embargo, uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan las empresas navarras a la hora de enfocarse al mercado exterior es su reducido tamaño, ya que, como explica el delegado de la Cámara de Comercio en Tudela, Ignacio Ortega, más del 80 por ciento de las empresas de Navarra cuentan con dos o menos asalariados. Unas cifras que merman su competitividad en terceros mercados. Por ello, este tipo de iniciativas, que fomentan la agrupación empresarial benefician, y mucho, a este tipo de negocios.

Precisamente entre las ventajas de estos consorcios empresariales, destacan la reducción de costes, estructurales y partidas destinadas a sufragar viajes, promoción o asistencia a ferias. Asimismo, les permite aumentar la oferta y volumen de productos que ofrecen al cliente extranjero y, entre otros beneficios, también se comparte conocimientos e información entre empresas.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?