Venancio Blanco: in memoriam

El director de la Cadena SER de Salamanca, Santiago Juanes, reflexiona sobre la figura del artista

El director de Radio Salamanca Cadena SER, Santiago Juanes, recuerda algunos de los detalles que nos deja el legado de la obra de Venancio Blanco.

La obra artística de Venancio Blanco hará que este siempre esté entre los salmantinos más allá de su muerte, ocurrida hace unas horas.

Su Francisco de Asís, en el Campo de San Francisco, le evocará cuando se celebre allí cada años la bendición de los animales, en San Antón. Y otro tanto se podía decir del jinete charro que embellece una de las plazas más transitadas de Salamanca, la Plaza de España. El monumento a Gombau, el medallón a los reyes eméritos en la Plaza Mayor o el San Fernando del Cuartel Arroquia, siempre recordarán a este salmantino vinculado a su tierra, el Campo Charro, donde encontró inspiración para sus figuras de caballos y toros, pero también para sus personajes.

Escultor extraordinario y gran dibujante, Venancio Blanco se especializó en los últimos años en escultura religiosa, un género del que ha sido un maestro. En Salamanca se ha podido ver su extensa obra en salas como la de La Salina o la de Santo Domingo.

Su vida artística ha estado jalonada de premios de enorme prestigio y su obra puede verse en el Museo Vaticano, Reina Sofía, Bellas Artes de Amberes, Museo de Bellas Artes de El Cairo, Museo al Aire Libre de Alcalá de Henares, Catedral de La Almudena, y en el Museo Religioso Venancio Blanco de El Plantío (Madrid) entre otros lugares. En Salamanca, también en el Museo de Salamanca.

Venancio Blanco había nacido en Matilla de los Caños, en el año 1923.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?