Hasta 16 años “sobreviviendo” en las calles de Alicante

El informe de REAPSHA sobre los 195 sintecho en la capital alerta de la cronificación del problema y emplaza a plantear recursos sociales "menos exigentes" y adaptados a ellos

La red REAPSHA ha presentado las conclusiones de su informe sobre personas sin hogar en Alicante. /

Los recursos actuales para atender a las personas sin hogar en Alicante son demasiado "exigentes" y hay que plantearse una "innovación".

Lo afirman así desde la Red de Entidades para la Atención a Personas Sin Hogar de Alicante, REAPSHA, que ha analizado los datos del censo de personas sin hogar, recabados a través de 182 voluntarios que han realizado 41 preguntas sobre su situación real a todas esas personas que viven a la intemperie en Alicante capital.

Son 195 personas, como ya les avanzó Radio Alicante; una cifra muy superior a la esperada. Dentro de este perfil, el 59% españoles, y de éstos, el 28% es de procedencia alicantina, y donde sobrecoge un dato: el 20% de estas personas lleva una media de 5,6 años en la calle.

Y es que cada día que se pasa en la calle aumentan las posibilidades de seguir en ella. Lo explica Fidel Romero, responsable de REAPSHA, y da cifras de esa cronificación: un 64 % de los encuestados lleva más de seis meses en la calle, pero acabarán pasando en ella cinco años. Los que llevan diez, el 16 %, acaban pasando más de 16.

A ello va asociado que el 44% de estas personas reconoce no haber sido atendido ni por un servicio social o sanitario en los últimos seis meses. La mayoría de estas personas sufren una gran vulnerabilidad. En un 26% de los casos, este índice se cifra como "muy alto". De hecho, el 42% manifiesta haber sido objeto de agresiones o algún tipo de violencia.

Lo peor es que el 71% no realiza ninguna actividad que no sea la mera supervivencia.

La solución pasa por innovar en los recursos

Para la edil de Acción Social, Sofía Morales, con estos datos en la mesa, lo que hay que hacer ahora es echar mano de "la innovación" y de programas como éste del que se han valido, Housing First, que pasa por dotar de una vivienda a estas personas sin hogar.

El problema reside, sin embargo, en la escasez de vivienda social en Alicante, apunta Romero, muy inferior a otras ciudades europeas e incluso españolas, señala. También en que hay que plantearse posiblemente otro modelo de atención menos "exigente", en el que sea el recurso el que se adapta a la personas y que también haga hincapié, sobre todo, en una intervención específica en salud mental.

La edil Julia Angulo, de Guanyar, por cierto, que arrancó este proyecto, ha recordado que una exigencia de su grupo para la aprobación de los presupuestos fue que hubiera una partida concreta para el "sinhogarismo".

En la ciudad existen un total de 226 plazas de alojamiento temporal de titularidad tanto pública como privada, con un índice de ocupación superior al 95%.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?