La vida después de la crisis

Las fábricas del sector del mueble recuperan poco a poco el ritmo que tuvieron a inicios de los 2.000

Una persona trabaja en una fábrica de cocinas. /

Mancha Real fue un símbolo del boom económico y de la vivienda en los primeros años de la década de los 2.000. La ciudad se hizo famosa por sus numerosas fábricas dedicadas al sector del mueble. De hecho, la asociación de empresarios de manchegos contabilizaba más de 300 factorías dedicadas a este negocio. El panorama ha cambiado mucho desde entonces. De ello hablamos en nuestro reportaje semanal de 'Hoy por Hoy Jaén'.

La presidenta de los industriales, Amalia Soria, ha recordado que la ciudad "ganaba población de zonas de alrededor, llegaban personas de municipios cercanos". Los niveles de desempleo llegaron a su nivel más bajo en febrero de 2005 cuando el número de manchegos sin trabajo era de poco más de 200, ahora, con una mayor dependencia de la aceituna, llegan a los 720.

Soria explica que la caída de este sector ha provocado "que el municipio gire en torno al olivar" lo que se traduce en un empleo con una mayor temporalidad. La presidenta espera que "la legalización del polígono industrial permita impulsar la economía local". Además, señala que ya se ve algo de repunte en algunas de las marcas, un síntoma de que lo peor de la crisis ya ha pasado.

Los supervivientes

Muebles Mágina es una de las empresas que ha hecho frente de la mayor crisis económica de la historia. La firma nació en 1998 y actualmente factura unos tres millones de euros al año y da trabajo a unas 40 personas. Su gerente, José Moreno, recordaba que "nosotros nos dedicamos al dormitorio juvenil, uno de los segmentos que menos se vio perjudicado por la crisis".

En cuanto a los salarios, Moreno recuerda que incluso en 2007, a inicios de la crisis, se firmaron importanes subidas aunque a partir de 2011 se congeló aunque ya se han vuelto a acordar alzas en las nóminas de los empleados. El máximo responsable empresarial cree "que será difícil recuperar el ritmo de antes ya que recolocar a todas las personas que antes trabajaban en el sector será muy complicado".

En definitiva, Mancha Real poco a poco ve la luz al final del túnel después de unos años muy duros en los que la crisis azotó de manera contundente a muchos vecinos de la localidad. Por delante queda una nueva etapa en la que la reinvención será una de las claves para continuar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?