Las que sostienen el mundo

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos hay muchas personas que hacen funcionar y marchar nuestra vida y nuestro mundo. No precisamente las que más ruido hacen. No las que protagonizan las redes sociales y los medios de comunicación. Desde el pan de la tostada hasta el autobús que te lleva al trabajo a quienes hacen las fotocopias de ese informe o esa actividad que tenías prevista o quienes hacen esos caracoles con hierbabuena que tanto te gustan.

Muchas de ellas consiguen tener un salario por facilitarnos la vida y hacerla más vivible. Incluso de mayores puede que tengan una pensión medio decente. O no. Porque gran parte de esas actividades que sostienen la vida y que nos cuidan han caído sobre los hombros de miles y millones de mujeres que, oh sorpresa, no reciben ningún salario por ello. O que si lo reciben, no es igual que el de sus compañeros, y que, como, oh casualidad, se han apartado un tiempo a cuidar de los hijos, o simplemente no estaban en las reuniones informales, no son las jefas de ese departamento, o no dirigen esa sección. Y que cuando se han hartado de trabajar toda la vida se encuentran con una pensión no contributiva o de viudedad que apenas cubre lo mínimo. Anuncian que llaman a la huelga el 8 de marzo. Es de justicia. Ojalá tomemos nota de quienes mueven el mundo que importa. Y que sea el principio de un cambio profundo. Porque ya está bien.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?