¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se cierra con éxito el programa piloto del Ayuntamiento y Hurkoa

Ambas entidades renuevan su colaboración para seguir con este proyecto pionero que busca detectar personas mayores de 68 años en situación de fragilidad

Responsables de Hurkoa y el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Irun. /

El delegado de Bienestar Social, Sergio Corchón y el gerente de Hurkoa, José Ignacio del Pozo han anunciado que renuevan la colaboración que desde el mes de septiembre de 2016 ha hecho posible desarrollar en Irun un programa pionero en la CAV de acompañamiento social dirigido a personas mayores. Esta iniciativa, coordinada conjuntamente entre el Ayuntamiento y Hurkoa ha finalizado con éxito en su proyecto piloto y ambas entidades han dado cuenta esta mañana en rueda de prensa de los primeros resultados con la presencia de la coordinadora del programa, Jesyca Costa.

 

"Este convenio nos ha permitido tener en la ciudad un programa pionero en todo Euskadi en la atención a nuestras personas mayores", señalaba Sergio Corchón. "Del trabajo coordinado de nuestros servicios sociales y de la fundación Hurkoa surgió la voluntad de desarrollar un proyecto piloto que facilitará llegar a donde otros recursos y servicios no pueden llegar con el objetivo de contribuir al bienestar de estas personas mayores y prevenir situaciones de riesgo de exclusión".

 

En detalle, se trataba de un proyecto que surge del trabajo desarrollado por Hurkoa en los tres últimos años con un profundo estudio sobre fragilidad apoyado por el departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco y Cáritas Española, con el fin de contribuir al diseño de un Plan Integral de Atención a la Fragilidad que defina claramente los objetivos y pautas de intervención, propicie la máxima eficiencia de los recursos y sensibilice, al mismo tiempo, a las distintas instituciones implicadas y a la sociedad en general para que se convierta en elemento importante para la detección y apoyo a las personas en dicha situación.

 

"El éxito de esta experiencia", según explicaban desde Hurkoa, "radica en la coordinación permanente con el Ayuntamiento y los técnicos de Servicios Sociales, la implicación de los profesionales y voluntarios de Hurkoa, y la colaboración de otras personas y entidades como OSI Bidasoa, farmacias del municipio, Cáritas, gestores bancarios, parroquias, centros de personas mayores…"

 

Cabe recordar que el proyecto arrancó en Irun con una experiencia piloto sobre 15 personas que encajaban en los indicadores de fragilidad que persigue este programa. Siempre que voluntariamente accedieran a participar en esta iniciativa, se analizó su situación de una forma integral, estudiando su estado de salud, recursos, servicios, contexto, así como las características de la vivienda y el entorno.

 

 

A continuación se desarrolló un plan de atención individual para cada persona, que se fue evaluando periódicamente. "Es una herramienta que, además de una intervención, introduce el concepto del acompañamiento a través de un/a trabajador/a social directamente desde el domicilio. En definitiva esto refuerza la red de apoyos que tienen a su alcance las personas con una mayor vulnerabilidad. Es acercar los recursos disponibles, pero también ayudarles en tareas tipo administrativas como realizar trámites o asistirles en desplazamientos al médico", añadía Sergio Corchón.

 

También ha sido clave la elaboración por parte de Hurkoa de una valoración de su situación real en cada caso con el fin de poder desarrollar un Plan de Atención Individualizada (PAI) para cada participante que contempla actuaciones en cuatro ámbitos principales de intervención: social, sanitaria, jurídica y económica.

 

Valoración positiva

 

Ambas partes han destacado la valoración positiva obtenida por parte de usuarios, personas y entidades que han colaborado en esta experiencia piloto. Por ello, tal como han confirmado sus responsables, el Ayuntamiento de Irun y Hurkoa firmaban recientemente dar continuidad a este programa con la renovación de esta colaboración.

 

No es la única iniciativa reciente que Hurkoa promueven la ciudad; cabe recordar que esta fundación, dedicada a la atención y tutela de personas mayores o con enfermedad mental en situación de fragilidad, abría en enero de 2015 en la calle Estación de Irun una de sus oficinas de toda Gipuzkoa. Es la entidad con la que trabaja ¨Diputación para asumir la tutela de estas situaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?