Los testigos del incendio de Uría 58 reiteran ante la jueza los fallos en el operativo de extinción

La prioridad de los familiares es que se reconozca que el bombero Eloy Palacio falleció en acto de servicio.

Imagen de uno de los homenajes tributados en memoria del bombero Eloy Palacio /

El ayuntamiento de Oviedo ha elevado hasta casi cuatrocientos mil euros la indemnización a la familia del bombero Eloy Palacio, muerto en las tareas de extinción del incendio que en abril de 2016 destruyó el edificio del número 58 de la calle Uría. Sin embargo el representante legal de la familia y el de la aseguradora Zurich no pudieron alcanzar un acuerdo para impedir la celebración de la vista en el juzgado de lo social número dos: los familiares piden que se reconozca la muerte en acto de servicio , mientras que el abogado de la aseguradora trata de atribuirla a una imprudencia del bombero fallecido. Juan Carlos Fernandez Granda que combatía las llamas junto a Eloy Palacio en el momento del mortal siniestro mostró su indignación tras prestar declaración como testigo por el hecho de que tanto al fallecido como a él mismo se les trate de culpar por asumir los riesgos inherentes a su profesión. Fernández Granda declaró que que hubo falta de coordinación, de medios y que una serie de fallos afectaron a los materiales de trabajo mientras se llevaban a cabo las tareas de extinción.

En el exterior de los juzgados se concentró un grupo de bomberos tras una pancarta en la que se leía: Todos Somos Eloy. El portavoz de los concentrados, Emilio Martínez exigió la dimisión del concejal de seguridad ciudadana, Ricardo Fernández al que acusó de estar minando al servicio de bomberos.

El abogado de la familia dejó claro que por encima de todo persiguen salvar la memoria y la dignidad de Eloy Palacio y demostrar que su muerte fue en acto de servicio y no por una imprudencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?