Una decena de centros escolares disfrutarán de la Xocolatà de comercio justo

La iniciativa de las ONGD pretende devolver la ecología y la ética necesaria para el sector trabajador del cacao y el azúcar

Cacao /

Al menos nueve centros educativos de la Comunitat Valenciana, organizarán durante la semana fallera la tradicional Xocolatà con productos de comercio justo como el cacao y azúcar de panela, optando así por un modelo más ecológico y ético.

En la ciudad de Valencia, estas xocolatades tendrán lugar en centros como el CEIP Jaime Balmes, con 450 chocolates, y los colegios de La Puríssima de Tres Forques y El Grau, en los que se servirán 1.200 y 450 chocolates, respectivamente.

Torrent también se une a la iniciativa. En el colegio La Puríssima se ofrecerán 265 chocolates. Y en Paterna lo harán el colegio La Salle del Barrio Campamento, la Escuela Profesional La Salle del barrio Alborxí, y los CEI Minerva, la Gacela y Desamparados, con alrededor de 1.500 chocolates de comercio justo servidos. Cristina Ramón, portavoz de la Coordinadora de ONGD:

El objetivo de la iniciativa -de la mano de las ONGD Ecosol, Petjades, La Tenda de Tot el Món y Proyde-, es sensibilizar al sector educativo en materia de comercio justo, lo que motivará un consumo solidario y responsable, que respeta los derechos humanos y laborales de las personas productoras, y el medio ambiente.

Contra la explotación infantil

En África, en torno a 1,8 millones de niños y niñas participan en la cosecha del cacao, de los que 284.000 se consideran trabajadores, según la Organización Internacional del Trabajo. Y más de 12.000 lo hacen en condiciones de esclavitud, sometidos a abusos y tráfico de menores.

Desde Comercio Justo pretenden dar lugar a una producción trabajada de forma digna y equitativa, en cuanto a salario, condiciones laborales y medioambientales. Y es que, en la actualidad, el cacao de Comercio Justo representa algo más del 1% de la producción mundial, un porcentaje bastante bajo, pero que con el tiempo irá aumentando. Para ello es necesaria una mayor concienciación del público.

No solo el cacao está en el punto de mira, también la producción de azúcar incide en la explotación laboral, además de en la esclavitud. Este producto es capaz de generar 70.000 millones de dólares en el mercado convencional al año. El problema es que los beneficios no siempre llegan a las personas que lo cultivan.

Por ello, las ONGD proponen un consumo de azúcar de comercio justo (continúa creciendo un 9% anualmente). Para empezar, es algo que debería verse reflejado en el uso correcto por parte del sector hostelero. En el caso español, la distribución de azúcar bajo comercio justo supera ligeramente las 1.000 toneladas, cifra diez veces menor a la media europea.

Según el último informe de ventas realizado por la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, en España el consumo de Comercio Justo alcanzó los 40 millones de euros en 2016, un 15% más que en 2015.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?