¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La cascada del nacimiento del río Trabaque, pura naturaleza en la Serranía de Cuenca

Este río, afluente del Escabas, nace en la Sierra, atraviesa el Campichuelo y es uno de los pocos que ha sido capaz de romper la Sierra de Bascuñana a través de la hoz de Albalate para desembocar en la Alcarria

Nacimiento del río Trabaque. /

Esta semana en el espacio Nos vamos de excursión que emitimos los viernes en Hoy por Hoy Cuenca, nuestro guía de EcoExperiecne, Fernando Carreras, nos ha llevado hasta el paraje de la dehesa de los Olmos, en Las Majadas, donde nace el río Trabaque.

'Nos vamos de excursión' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

Vamos a realizar uno de esos senderos de la Serranía de Cuenca que vale la pena recorrer al menos una vez en la vida, aunque también es época en la que no nos lo deberíamos perder debido a la cantidad de agua que brota estos días por casi todos los puntos de la Serranía.

El sendero que recorremos no está dentro de la guía oficial de senderos de Cuenca, pero aparece como uno de los senderos del Parque Natural Serranía de Cuenca, su indicación es el P.N.S.C-01, y los indicativos que debemos seguir para continuar el sendero son una serie de hitos de madera con flechas que nos indican la dirección a seguir, además de algunos paneles informativos de madera que encontramos en ciertos puntos.

Dehesa de los Olmos. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Para llegar al inicio del recorrido debemos dirigirnos al pueblo de Las Majadas. Una vez en el pueblo, lo rodearemos por la derecha para coger la carretera que sigue hasta El Hosquillo, y continuaremos por la misma hasta el área recreativa de la fuente de la Tía Perra. En este punto tenemos una zona de aparcamiento para dejar el coche, además de mesas, bancos, barbacoas cubiertas y fuentes con aguas limpias y frescas, por lo que es una buena opción para descansar y reponer fuerzas tras la excursión a través de un recorrido circular.

La ruta es de unos 13 km, pero los paisajes que veremos merecen la pena y nos mantendrán deleitándolos sin darnos cuenta hasta el final. Hay una variación de 4.5km, pero nos dejaremos alguno de los puntos más interesantes, por lo que recomendamos equiparnos y hacerla completa.

Casa de los Olmos. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Desde la zona de la fuente de la Tía Perra veremos que el camino sale a mano derecha del área recreativa, en dirección a la casa forestal del Cerviñuelo y ya iremos recorriendo todos los parajes siguiendo las flechas. Comenzamos por pinar de pino negral y silvestre, avanzando entre la vegetación desde la parte alta. Hay un punto en el que veremos una desviación del recorrido para hacer una visita al mirador del Balcón de Pilatos.

Mirador de Pilatos. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Siguiendo el camino veremos los restos abandonados de la casa de los Olmos, donde aún encontramos algunos ejemplares secos de viejos olmos y en este punto veremos que hay un corte en la roca, que nos lleva al mirador de las Librerías, zona en la que las calizas tableadas, adoptan forma de libros apilados. En este punto tenemos una de las vistas más impresionantes del camino, la cascada del nacimiento del río Trabaque que estos días se muestra espléndida de agua.

Cascada del nacimiento del río Trabaque. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Desde esta zona continuaremos hasta la parte más abierta, la propia dehesa en sí, donde veremos grandes robles quejigos, sabinas albares y encinas. Destacan también ejemplares de arce de Montpellier y acebos de gran tamaño, además de la vegetación baja de bujes. Desde aquí cogeremos la Cañada Espinosa, hasta volver al punto de inicio en la fuente de la Tía Perra.

Paraje de los Librerías. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Hay que tener en cuenta que ha llovido mucho y muchas zonas del recorrido están totalmente encharcadas por lo que deberemos llevar calzado adecuado para no mojarnos los pies, ni llenarnos de barro, además de chubasquero o paraguas, que las lluvias aun seguirán unos días.

Los olmos se secaron tiempo atrás. / Fernando Carreras (EcoExperience.es)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?