El panteón de San Isidoro será monitorizado durante las obras del museo para evitar daños

La Fundación Montemadrid, mecenas de este ambicioso proyecto, espera iniciar los trabajos después de verano

Casi una década después, la reforma del Museo de San Isidoro echa a andar. El Ayuntamiento ya tiene preparada la licencia de obras y en cuento la reciba de manera oficial, la Fundación Montemadrid mecenas del proyecto, pondrá en marcha el proceso de licitación. Para ver las obras eso sí habrá que esperar al menos hasta después de verano. El responsable de Patrimonio de la Fundación Gabriel Morate explica que han optado por dar a las empresas un plazo de dos meses y medio para presentar ofertas debido a lo delicado de la reforma. "Cuando tienes obras al lado del Panteón de los Reyes toda precaución es poca", recuerda. 

La primera fase de este proyecto elborado por el arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade, responsable de las reformas del Museo Arqueológico Nacional o del de La Alhambra, cuenta con casi un millón de euros de presupuesto. En total, la inversión ascinde a 2,5 millones de los que la Fundación aporta 2 y el resto lo aporta el Cabildo.. Permitirá hacer un museo más accesible, triplicar el espacio expositivo y sumar espacios ahora cerrados a la visita. Durante los trabajos se monitorizará el Panteón Real para detectar cualquier impacto de las obras en la estructura y tras la reforma se extenderá este sistema de control a todo el museo

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?