Rodríguez Román: “No teníamos conocimiento o sospecha de irregularidad”

El vice consejero de Innovación declara que ignora cómo se pudieron poner de acuerdo los acusados para hacer algo que desconocían

()

El vice consejero de Innovación entre 2005 y 2010, Jesús María Rodríguez Román, ha declarado que ni él ni la mayoría de las personas de su equipo tenían “conocimiento o sospecha de irregularidad” en el pago de las ayudas socio laborales y ayudas directas a empresas que otorgaba Empleo y pagaba la agencia IDEA, dependiente de Innovación. “Cumplíamos con la ley de presupuestos al pagar. No podíamos imaginar que esas ayudas estuvieran sin fiscalizar en Empleo”, ha sostenido. Luego, a preguntas de su abogado, ha negado cualquier concierto de los 22 acusados para crear un procedimiento específico para conceder ayudas arbitrarias obviando todo tipo de control previo del gasto.

“No sé cómo se pueden poner de acuerdo a tantas personas a la vez para hacer algo que desconocíamos y, además, cargos públicos que se incorporaban en distintas fechas. ¿Cómo se hacía, había una contraseña para entrar en el club? Duele bastante.” Así ha respondido a su abogado para negar la afirmación que realiza la Fiscalía en su escrito de acusación sobre el posible concierto de todos para pagar ayudas de forma irregular, al margen de la Ley de Subvenciones que exigía control previo del gasto y concederlas con publicidad y concurrencia.

Román que ha tratado de demostrar que carecía de competencias. “No teníamos capacidad para disponer dónde debían emplearse los fondos que recibíamos de Empleo. Ya estaba dispuesto su destino en la ley de presupuestos”, ha señalado en otro momento.

También ha dicho que le “cuesta trabajo” entender las cuentas. “No entiendo bien. Soy licenciado en Filosofía”, ha repetido para tratar de evidenciar que carecía de conocimientos para darse cuenta de si IDEA contabilizaba de forma adecuada las transferencias de dinero que le llegaban de Empleo para pagar los ERE. De hecho ha contado que nunca solicitó el informe de cuentas anual de la Intervención de control financiero permanente.

Sí conocía el “desfase” o “déficit” que acumuculó IDEA como consecuencia de convertirse en la “caja pagadora” de las subvenciones de Empleo. Un “desfase” que se solucionó cuando el viceconsejero de Empleo adoptó el compromiso, ante el Consejo Rector de IDEA, de “ir dejando de firmar” nuevas ayudas. Román, como vice consejero de Innovación, nunca conoció, ha declarado, ningún convenio concreto referido a ninguna de las ayudas que dio Empleo y pagó la agencia IDEA.

Anticorrupción solicita ocho años de prisión y 30 de inhabilitación para Rodríguez Román por los supuestos delitos de malversación de fondos públicos y prevaricación

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?