Leganés presume de su vuelta al superávit

En 2011 contaba con un remanente de tesorería negativo de más de 23 millones de euros. Ahora son 5 millones positivos

El alcalde de Leganés y el edil de Hacienda /

El alcalde Santiago Llorente y el edil de Hacienda, Pedro Atienza, han asegurado que los datos de la liquidación del presupuesto 2017 (prorrogado desde 2014, la ciudad funciona a base de modificaciones presupuestarias) “dan fe” de la situación saneada del Ayuntamiento. En 2011 el remanente de tesorería negativo era de 23,6 millones de euros y en 2016 fue de 7,2; sin embargo el cierre de 2017 arroja un remanente positivo de 5,1 millones. Para el concejal de Hacienda estas cifras suponen que Leganés no necesite ningún plan económico financiero a corto plazo.

Pedro Atienza ha indicado que estos buenos datos se han conseguido sin “recortes”, gastando casi lo mismo que en 2016 pero incrementando 11 millones de euros los ingresos sin subir impuestos, tasas o precios públicos. Atienza ha destacado que se ha mejorado la eficiencia de la recaudación, se han incrementado las transferencias económicas del Estado y la Comunidad de Madrid y también ha crecido el mercado de vivienda de segunda mano con un fuerte aumento de las plusvalías.

En estos momentos la deuda del Ayuntamiento de Leganés es de 29 millones de euros, un 19% de su presupuesto, y el alcalde ha recordado que legalmente la Ley permite alcanzar el 110%. El único “pero” que el Gobierno local ve en las cuentas es el período medio de pago a proveedores, situado en 100 días, que bajaría a 41 si se consiguiera aprobar en Pleno el pago de facturas pendientes a abogados.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?