Bullas, Jumilla y Yecla revalidan su certificación como Rutas del Vino de España

La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) renovó la certificación de las Rutas del Vino de Bullas, Jumilla y Yecla como Rutas del Vino de España, durante la reunión del Comité de Gestión, al constatar que las rutas murcianas cumplen con los parámetros de calidad que exige este club de producto.

Para la distinción, se evaluó la calidad de las rutas, las acciones de promoción y comercialización, los servicios turísticos y el cumplimiento de los requisitos complementarios.

El director general del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado, ha afirmado que "de este modo la Región se revalida como uno de los puntos más relevantes de España en la oferta del enoturismo, al ser la única provincia que cuenta con tres Denominaciones de Origen y tres Rutas del Vino certificadas por Acevin".

En la actualidad el enoturismo se encuentra en pleno auge en España, siendo el país que posee la mayor superficie de viñedos a nivel mundial. Esta tendencia también se ve reflejada en la Región. En este sentido, las Rutas del Vino de Bullas, Jumilla y Yecla cerraron el año 2017 con 63.921 visitas motivadas por el enoturismo, un 9,6 por ciento más que el año anterior, con un ritmo de crecimiento que prevé aumentar casi 3 puntos respecto al año pasado, hasta el 12,4 por ciento.

El Gobierno apuesta por el enoturismo

La Consejería de Turismo prepara un plan de comunicación específico que tendrá como objetivo promocionar las tres rutas del vino bajo la denominación 'Reino de la Monastrell'. Además, durante este año, la Comunidad Autónoma trabajará en un plan de promoción consensuado con el sector con actuaciones en el ámbito nacional e internacional, pero sobre todo con especial incidencia en las provincias limítrofes (Alicante y Albacete) y en la segunda residencia.

La Consejería pondrá también en marcha un bus de enoturismo, junto con los ayuntamientos y las tres Rutas del Vino de la Región, y buscará líneas de financiación para la incorporación de alojamientos con encanto a la experiencia enoturística.

Esto, sumado al crecimiento de bodegas asociadas a las rutas hará que el producto tenga cabida en los canales de comercialización especializados on-line y off-line.

La Región cuenta con reclamos enoturísticos como bodegas, almazaras y establecimientos especializados, disponiendo de una importante riqueza patrimonial, paisajística y una oferta de experiencias variadas. Esta modalidad turística propone visitas a bodegas y catas, cursos de enoturismo y visitas a enotecas, restaurantes, mercadillos tradicionales y tiendas. Especialmente interesante es la capacidad que tiene para crear sinergias con ámbitos como el cultural y gastronómico.

El turismo del vino es una opción preferida cada vez por más turistas que deciden disfrutar de una actividad respetuosa con el medioambiente y con el entorno, que fomenta el empleo y desarrolla el tejido económico y social, ofreciendo una experiencia de calidad durante todo el año.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?