CARRUSEL DEPORTIVOSigue en directo el encuentro digital con Dani Garrido

Lillo: “Para mí el objetivo claro es ascender a Primera División”

El lateral rojillo es indiscutible para Diego Martínez y, a pesar de la línea irregular de las últimas semanas, apuesta por el regreso rojillo a la máxima categoría.

Lillo, durante un entrenamiento en Tajonar /

Fue una de las últimas incorporaciones de la plantilla de Osasuna el pasado verano. Manuel Castellano, Lillo tiene muy claro que el objetivo del equipo debe ser estar en Primera la próxima temporada. Titular indiscutible, ha ido de menos a más y se ha ganado la confianza del míster. Firmó por dos años, pero espera que sean muchos más porque asegura que de Osasuna y de Pamplona, le gusta todo.

 -¿Qué balance hace de la temporada?

En los últimos partidos el equipo ha tenido altibajos. Hemos conseguido victorias, hemos cosechado derrotas…Pero es normal porque la Liga es muy larga. Estamos más o menos donde queremos, porque el equipo está peleando con los de arriba. Espero y deseo que el equipo siga en una dinámica positiva, que podamos conseguir el mayor número posible de puntos y que al final de temporada estemos ahí arriba y podamos lograr el objetivo.

-¿Diría que les ha faltado regularidad para estar más afianzados arriba?

Durante el primer tramo de la temporada sí que tuvimos esa regularidad y el equipo encadenaba victoria, o al menos resultados positivos, sumábamos. Llevamos una racha de altibajos y no hemos podido conseguir todos los puntos que queríamos, pero seguro que volvemos a encadenar una buena racha de resultados.

-Es fundamental conseguir que El Sadar vuelva a ser un fortín en el que muy pocos equipos sean capaces de sacar algo positivo…

Es nuestra asignatura pendiente. Fuera de casa el equipo se suelta un poco más. Llegamos con más facilidad para ganar los partidos. En El Sadar nos cuesta tener el balón, darle continuidad. El equipo se tiene que soltar y saber que estamos arropados por nuestra gente, que nos van a ayudar durante los noventa minutos. Ojalá los encuentros que quedan en El Sadar podamos conseguir los tres puntos y, de aquí a final de temporada, hacer fuerte nuestro estadio, para al final estar arriba.

-A nivel personal, ¿está satisfecho de cómo le está yendo?

Sí. Para mí lo colectivo prima más que lo individual. Es cierto que cuento con la confianza del entrenador y mis compañeros también confían mucho en mí. Yo intento devolver esa confianza con trabajo y esfuerzo. Para mí es más importante el colectivo y que al final, estemos arriba.

-Usted ha ido de menos a más…

Siempre que llegas a un equipo nuevo, y más en una situación como la que yo vine, que llegué cuando ya había comenzado la Liga. Llegue el 1 de septiembre, cuando la plantilla estaba prácticamente confeccionada, pero me lo pusieron todo muy fácil. Los compañeros se abrieron desde el principio y el entrenador mostró confianza en mí. Con trabajo y confianza puedes dar de ti.

-Es un jugador polivalente, ¿con qué sistema se encuentra más cómodo?

Yo siempre he dicho que encuentro cómodo como central, con defensa de tres, como de lateral derecho o incluso si tengo que jugar en el lateral izquierdo. Siempre intento dar lo máximo y responder a la confianza que me da el entrenador. Intento tener tranquilidad y adaptarme al puesto.

-La idea es, en junio estar al menos en puestos de play off de ascenso…

Desde el día que llegué aquí, para mí el objetivo claro es ascender a Primera División. En mi mente no está la meternos en play off, sino la de acabar primeros o segundo, que es lo que te da el ascenso directo. Estamos ahí y sabemos que hay muchos equipos que van a pelear hasta el final. Tenemos que tener tranquilidad, la cabeza fría e intentar hacer de El Sadar un fortín porque ganando sólo fuera de casa no no

s va a llegar. Hay que confiar en el equipo porque seguro que a final de año vamos a estar ahí arriba.

-¿Por qué se decantó por Osasuna?

Cuando tuve la opción de salir del Sporting, recibí la llamada del club. Para mí Osasuna ha sido un club muy grande, tanto estando en Primera como en Segunda. Cuando recibí la llamada de Braulio no me lo pensé.

-¿Qué ha encontrado en este club?

Me he encontrado un vestuario buenísimo. Desde el primer día me trataron genial. Hay gente veterana que al momento te abre las puertas. Me ha chocado mucho que haya tan buen ambiente. Es un muy buen vestuario.

-Firmó por do temporadas, ¿le gustaría que fueran más?

Me gustaría que fueran más y además que fueran en Primera División. Mi mente sólo está puesta en ascender. Ojalá pueda estar en el club muchos años porque me encuentro muy a gusto. Mi mujer está encantada con la ciudad, estoy jugando y hay buen ambiente en el vestuario. No puedo pedir más.

-Y de la afición, ¿qué opina?

La afición es de 10. Tanto en casa, como cuando se desplazan fuera, animan desde el minuto uno. Se nota que la afición está con el equipo y eso los jugadores lo agradecemos.

-Hace unos días falleció Quini, a quién conoció el año pasado durante su estancia en el Sporting…

Fue una pena. Como jugador no lo conocí, pero me han hablado muy bien de él. Y como persona era impresionante, de 10. Cuando jugamos allí, muy pocos días antes de su fallecimiento, el día anterior al partido vino al hotel a recibirnos. Tengo todavía en la mente las palabras que me dijo. Es una pérdida muy grande para el fútbol, para Asturias…

-¿Se puede saber qué le dijo esa última vez que se vieron?

Me preguntó cómo estaba, que si estaba a gusto en Osasuna y me dijo que si necesitaba algo no dudara en pedírselo. Era un crack. Salíamos con el equipo y le pedían más autógrafos a él que a los jugadores.

-El destino quiso que la última vez que vio a su Sporting fuera ante Osasuna…

Nadie se esperaba que se fuera así. Estaba bien y nos pilló a todos por sorpresa. Es una pérdida muy grande.

-¿Le gusta Pamplona?

Mucho. Estoy muy a gusto. Me encanta levantarme e ir a Tajonar a entrenar. Mi mujer está encantada con la ciudad. Aunque haga frío, estamos acostumbrados porque hemos estado en Eibar y en Gijón. No es impedimento. La gente nos trata muy bien.

-¿Cómo es Lillo fuera del terreno de juego?

Soy una persona tranquila, un poco serio, un poco vinagre…

-¿Eso le dicen en el vestuario?

Sí, me lo dicen mucho (risas). La personalidad se refleja un poco en el campo, donde yo lo dejo todo, soy vinagre, soy serio. Intento hacer las cosas como tienen que ser. Se puede hablar conmigo fácilmente, me gusta pasear en mi tiempo libre y tomarme las cosas con calma. A la hora de trabajar soy un poco serio y me gustan las cosas bien hechas.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?