¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Revelar datos a narcotraficantes

Finalizó el juicio en la Audiencia Provincial contra dos guardias civiles acusados de colaborar con narcotraficantes, facilitándoles información relevante que les permitió eludir investigaciones policiales

La Fiscal, Marta Durántez, mantiene la petición de la pena de 11 años de prisión para cada uno de los dos agentes, mientras que para el supuesto enlace la Fiscalía reclama 7 años de cárcel. Eso sí, modificó al finalizar el juicio, una pena alternativa para uno de los agentes, Diego Fontán, rebajada a 4 años y 6 meses de prisión.

Recordamos que se trata de un juicio que se viene celebrando desde el mes de enero, con múltiples sesiones, alguna de ellas interrumpida por la huelga de funcionarios de justicia. Durante las vistas, ninguno de los dos agentes supo explicar por qué se encontraron archivos informáticos con información sensible en los ordenadores requisados a investigados en asuntos de narcotráfico.

Fueron demoledoras las declaraciones, en una de las vistas, del teniente del Equipo contra el Crimen Organizando, que tiene muy claro que la información confidencial que hallaron en poder de los acusados, no era para nada bueno.

La Benemérita tuvo sospechas de que algo raro estaba pasando cuando en febrero de 2013 se frustró algún operativo.

El teniente relató que sus propios confidentes lo avisaron de que se habían filtrado fotos así que durante meses investigaron quiénes podían ser los topos. En una ocasión pillaron a uno de los acusados consultando furtivamente un informe secreto.

Las sospechas se convirtieron en certezas cuando iniciaron un operativo ficticio para descubrir al topo. Uno de los agentes encausado, que en aquel momento estaba de baja laboral, cayó en la trampa. Se incorporó un día antes de lo previsto al trabajo y se hizo con toda esa información.

Este año se cumplen 30 desde que un grupo de mujeres, lideradas por Carmen Avendaño, decidieron salir a la calle. Madres de hijos enganchados a la droga, dieron batalla a los narcos y abrieron una brecha en la estructura de las mafias gallegas.

No hay ni uno que no sepa quién es Carmen Avendaño, y ella también los conoce muy bien a todos como nos contó ayer en Vermú con Ser, una entrevista con la presidenta de Erguete que es de las pocas que quedan de aquél grupo de madres coraje, que plantó cara a los narcos. Se volvió tan incómoda para ellos que intentaron hacerla callar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?