Últimas noticias Hemeroteca

Los veterinarios de la protectora niegan eutanasias masivas de animales

La Fiscalía pide para ellos un año de prisión y tres de inhabilitación, pena que la acción popular eleva hasta el año y tres meses de reclusión

Instalaciones de la protectora de animales. /

Los dos veterinarios de la Protectora de Animales de Gipuzkoa que están siendo juzgados en San Sebastián por un presunto delito de maltrato animal han negado hoy haber practicado "eutanasias masivas" de animales y han mantenido que todos los sacrificios que realizaron estaban justificados.

Ambos médicos, que trabajan en la instalaciones que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas tiene en Usurbil, han declarado hoy en la primera sesión de la vista que se sigue en su contra en el Juzgado de lo Penal número 3 de la capital guipuzcoana.

La Fiscalía pide para ellos un año de prisión y tres de inhabilitación, pena que la acción popular, que ejerce la asociación contra el maltrato Ekilur Jurídica, eleva hasta el año y tres meses de reclusión, al entender que ambos llevaron a cabo muertes "masivas" de perros y gatos entre los años 2010 y 2013, en algunos casos sin aplicarles "el sedante previo preceptivo".

Entre otras presuntas irregularidades, Ekilur Jurídica les reprocha "graves cesaciones de sus funciones de atención y cuidado sanitario a los animales allí alojados" y de llevar a cabo una actividad privada de veterinarios en los locales de la protectora, que además de donaciones privadas recibe ayudas de la Diputación foral y de varios ayuntamientos guipuzcoanos.

En su declaración de esta mañana, ambos profesionales han rechazado cualquier tipo de anomalía en su trabajo y han desvelado que el encargado de designar a los perros y gatos a los que se debía practicar la eutanasia era el personal de mantenimiento del centro que estaba "24 horas al día en contacto con los animales" y conocía cuáles eran sus condiciones reales.

Uno de los veterinarios ha llegado a hacer un símil entre estos trabajadores y los dueños de animales que conocen cuál es su situación real de sus mascotas cuando las llevan al veterinario.

Los acusados han reconocido que para desempeñar la función de personal de mantenimiento no es necesaria una titulación específica, si bien muchos de estos empleados tienen el título de auxiliar veterinario o de Biología.

En cualquier caso, han precisado que la selección de los animales que son sacrificados no se realiza de una forma "indiscriminada" o "injusta" sino que se siguen unos criterios para hacer los "descartes" y evitar el "hacinamiento", basados en la agresividad de las mascotas, la eventual existencia de enfermedades y su edad.

Han aclarado también que los únicos casos en los que la decisión de matar a los animales es adoptada por los veterinarios se producen cuando algún animal padece una "enfermedad incurable" o un "dolor manifiesto e intratable".

En cuanto a la forma de acabar con la vida de los animales, los procesados han indicado que no existe una única forma de hacerlo, sino que depende de las características de cada ejemplar.

De esta manera, uno de los encausados ha explicado que en los casos animales dóciles, tranquilos o precomatosos no es necesario administrarles una sedación previa porque se les puede dar sin problemas el barbitúrico letal que actúa de una manera "ultrarrápida", provocando una pérdida de consciencia en cinco segundos y una "parálisis descendente" de su organismo hasta la muerte.

No obstante, cuando los ejemplares son agresivos se les administra previamente un anestésico profundo antes de inyectarles el producto "eutanásico", han descrito.

Los dos imputados han rechazado también haber maltratado a los animales o haber realizado "eutanasias masivas" en los períodos vacacionales con el fin de hacer sitio en las instalaciones para mascotas privadas, a modo de guardería, y han negado haber llevado actividades privadas en las instalaciones de la Protectora.

Momentos antes de la celebración de este juicio, que continuará mañana con la declaración de diferentes testigos, un grupo de personas se han concretado frente al palacio de justicia donostiarra en contra del maltrato animal.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?