"Trasnos era un sueño y yo vengo a aportar mi grano de arena"

Remigio Leal, lanzador de beisbol cubano más longevo en activo con 54 años, es la última incorporación del equipo vigués

A Remigio Leal, el lanzador de beisbol más longevo de Cuba, lo trajo hasta Vigo la promesa de cumplir un sueño ajeno. Llegó a Vigo con 54 años y una trayectoria que cubre más de 40 años y países como su Cuba natal, donde debutó en 1989 como profesional, Japón, Nicaragua, Italia, Francia y España.

En nuestro país jugó en varios equipos, aunque fue en Barcelona donde conoció a Fernando Rodríguez, entrenador, presidente y alma del Trasnos Beisbol Club de Vigo. "Siempre tuvimos muy buena sintonía. Él me hablaba de que su sueño era crear una escuela y un equipo en Vigo, y yo le ofrecí aportar mi grano de arena en cuanto pudiese".

Ese momento llegó el 15 de enero de este año. Remi, como lo conocen en el equipo, llegó a una ciudad que ya había pisado un par de veces unos años antes, siempre atento a la evolución de los chicos del Trasnos. "Me sorprendió que había más de 150 jugadores de todas las categorías en el club, y eso a pesar de las instalaciones, que no son las óptimas para entrenar y jugar al beisbol".

Su labor ahora está dentro y fuera del campo, como lanzador (o pícher) y formador. Un puesto que es el más importante dentro del equipo, porque "el lanzador tiene que tener personalidad, no sólo es lanzar la bola".

Los Trasnos fueron segundos del grupo noroeste de la Primera División y ahora preparan la temporada con la vista puesta en el ascenso a División de Honor. Para Remigio es posible, aunque hay que ir paso a paso.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?